La telomerasa es la enzima que hace que las células del corazón del pez se restablezcan rápidamente tras un infarto, según han manifiestado un grupo de científicos y que puede abrir una nueva vía para tratar el daño cardiaco en lo humanos.

El descubrimiento lo ha hecho un equipo del Centro Nacional de Investigaciones (CNIC) de España y sus resultados están en un estudio que publicó la revista Cell Reports.

Luego de un infarto de miocardio, nuestro cuerpo soporta significativas secuelas, ya que la parte del corazón afectada por el infarto cicatriza y deja de latir, expuso el CNIC.

No obstante, en algunas especies, un ataque al corazón no presume un gran problema, y el pez cebra es una de ellas.

Ese pequeño pez , uno de los más manipulados en investigaciones científicas,  posee la asombrosa capacidad de recuperarse luego de una lesión cardiaca gracias a que las células de su corazón se dividen rápidamente posteriormente del suceso, con lo que el músculo dañado se substituye en un corto espacio de tiempo.

El estudio del CNIC ha revelado que la clave que admite que el corazón del pez cebra se restablezca es la telomerasa, una enzima que se ocupa de la conservación de los extremos de los cromosomas, también llamados telómeros.

Cada vez que una célula se divide, los cromosomas se hacen más cortos pero si éstos se disminuyen demasiado consiguen hacer que la célula que los tiene deje de funcionar correctamente o incluso muera.

La telomerasa contrarresta este acortamiento ayudando a instituir de nuevo la longitud correcta del cromosoma.

Esta investigación muestra cómo la telomerasa del pez cebra se «hiperactiva» rápidamente en las células cardiacas luego de una lesión, una activación que resulta fundamental para la regeneración cardíaca del pez cebra.

Para demostrarlo, se ha inactivado esta enzima y se ha visto que las células ya no se dividían y el daño al ADN se incrementaba.

Estos resultados logran mostrar una nueva vía para tratar el daño cardiaco, ya que la activación «temporal y controlada de la telomerasa lograría ser una estrategia a estudiar para el tratamiento de pacientes que hayan sufrido un infarto de miocardio».

Fuente: Noticias.yahoo

Comenta y se parte de nuestra comunidad