Es significativo que el cuerpo regularmente reciba antioxidantes en la dieta. Llevamos una vida muy «oxidativa», es decir, el estrés, el sedentarismo, el consumo excesivo de alimentos procesados, la contaminación, el tabaco y otros agentes altamente dañinos, hacen que los requerimientos de antioxidantes sean mayor para lograr equilibrar la acción de los radicales libres, que son  los garantes del famoso envejecimiento prematuro.

¿Qué son los antioxidantes?

Son moléculas presentes generalmente en las frutas y verduras crudas. Estos nos ayudan en la prevención y demora del envejecimiento acelerado de nuestras células. Ayudando así a prevenir ciertas alteraciones propias de la vida moderna, las cuales finalmente acaban desarrollando enfermedades que podemos impedir.

Camila Quevedo Truan, nutricionista de Nativ for Life, reveló que «los encontramos en las frutas y verduras crudas, sin embargo hay frutas que se caracterizan por contener grandes cantidades de antioxidantes por pocos gramos de fruta (superfrutas) estas son mayoritariamente los berries, destacan; el Maqui, Arándano, Cranberry entre otros».

Los antioxidantes se logran hallar en las frutas crudas e igualmente en las frutas deshidratadas. La empresa Nativ for Life, plantea frutos orgánicos, con un proceso llamado liofilización para deshidratar la fruta. «Esta técnica de deshidratación por frío, no supera los 45°. Tiene la virtud de mantener las propiedades tanto organolépticas y nutricionales de la fruta, lo que nos garantiza que obtenemos un producto altamente nutritivo y que su poder antioxidante irá a realizar su efecto al organismo», expone la especialista.

Entre las frutas sometidas a este proceso se hallan:

-El Maqui,  el con mayor poder antioxidantes. Favorece la regulación de la azúcar en la sangre, lo que lo hace perfecto para las personas intolerantes a la glucosa y diabéticos.

-El Blueberry, es el arándano, el cual posee polifenoles que nos suministran grandes beneficios al sistema nervioso, ayudando a mejorar la memoria y concentración.

-El Cranberry, es el arándano rojo, ideal para para el control y tratamiento de las infecciones urinarias. Actúa reduciendo en pH del tracto urinario, lo que hace que las bacterias que causan infección no logren adherirse y con ello formar una infección.

-La Murta,  tiene antioxidantes que han justificado ser muy buenos para la inflamación, concretamente en enfermedades cardiovasculares (diabetes, obesidad, colesterol elevado). Igualmente, es muy usado para todas las alteraciones de la piel, como por ejemplo, la prevención de arrugas tempranas.

-La Rosa Mosqueta, es un poderoso antiinflamatorio natural, que ayuda a aliviar y desinflamar las articulaciones, muy usado para la artritis y artrosis dado sus asombrosos resultados.

Fuente: Publimetro

También puedes consultar: 

Conoce cinco nuevos alimentos para una dieta antioxidante

Arándanos, fruto antioxidante y antibacteriano

Comenta y se parte de nuestra comunidad