LLegó la hora del regreso a clases y con eso la hora de darnos cuenta de ¡cuánto crecieron nuestros hijos durante las vacaciones! 

Tal cambio en la talla de los niños y adolescentes, bien sea el aumento de su altura, del peso, o de ambos a la par, se evidencia de manera contundente en el uniforme escolar del año académico pasado –incluyendo el calzado– el cual no dudamos hay que renovar.

Aquí les damos nuestras recomendaciones, beneficiando la economía familiar, para la preparación del uniforme escolar, ya sea el mismo usado el año académico anterior o de piezas nuevas con que se debe equipar.

FUENTES: cosasdeeducacion.es kidshealth.org

Comenta y se parte de nuestra comunidad