Las causas de cada una son desiguales y la forma en que se acumula la grasa no es igual en todos los metabolismos. Para suprimirla, primero debes identificarla.

Hay personas que al menos una vez en la vida han hecho alguna dieta que no les dio ningún resultado, mientras que a otras personas les funcionó a la perfección. La primordial causa de que esto ocurra es que cada cuerpo es distinto, y la forma en que acumulamos la grasa no es igual en cada metabolismo.

Para eliminar efectivamente la grasa que acumulamos en nuestro cuerpo, primero debemos identificar cómo es que la adquirimos.

Por eso hoy te mostramos los tipos de obesidad y te exponemos la forma en que puedes notar tu tipo de grasa corporal, igualmente de darte el mejor método para que te olvides de ella por completo.

  1. Obesidad alimentaria: Este tipo de grasa es la más común, y las personas que la sufren es porque abusan exorbitantemente de la comida y del azúcar. Para poder luchar contra ella, se debe disminuir la cantidad de alimentos y hacer al menos 30 minutos de ejercicio al día.
  2. Obesidad abdominal nerviosa: Los principales motivos por los que se desarrolla este tipo de grasa son estrés, ansiedad y depresión; los que la soportan suelen sentir muchas ansias por comer azúcar. Lo primero que debes hacer para suprimirla es controlar la ansiedad y buscar una actividad física que te libere de la presión y el estrés. Conjuntamente se exhorta tomar un jugo de vegetales energético, que no sólo te da energía sino que igualmente reduce los antojos de azúcar.
  3. Obesidad glútea: Normalmente se presenta en mujeres, durante la adolescencia o la menopausia, o en aquellas que poseen desequilibrios hormonales. Para combatirla trata de no pasar mucho tiempo sentada, evadir el alcohol y el cigarrillo; igualmente procura hacer ejercicios focalizados durante media hora o correr más de 1 hora.
  4. Obesidad metabólica aterógena: Una característica de este tipo es que el vientre se conserva inflado como un balón. Las personas que la sufren poseen ciertos problemas en sus funciones metabólicas, o puede deberse al consumo de alcohol en exceso. Suprimir esa grasa es muy sencillo: Sólo debes reducir el consumo de alcohol, incluir en tu dieta alimentos que aceleren el metabolismo y practicar actividades físicas moderadas.
  5. Obesidad circulatoria venosa: Esencialmente se almacena por razones genéticas, y surge en el embarazo o en personas con problemas de circulación. Para suprimir la grasa trata de ingerir bebidas depurativas y líquidos que te limpien la sangre y te ayuden a una circulación adecuada. Se exhorta activarse con natación o bicicleta fija.
  6. Obesidad por inactividad: Esta grasa se forma en personas que pasan mucho tiempo sin hacer ejercicio y abusan de ciertos alimentos hechos con harinas blancas, refinadas, azúcar refinada o endulzantes artificiales. Otra secuela son los horarios irregulares para comer. La clave para deshacerse de ella es disminuir el consumo fundamentalmente de harina y azúcar en exceso y practicar ejercicios cardiovasculares.

Fuente: Nuevodiarioweb

También puedes consultar: 

La causa de la obesidad son las calorías, no los azúcares añadidos

La obesidad logra causar cuatro tipos de cáncer

Comenta y se parte de nuestra comunidad