¡Las vacaciones de verano están terminando y el regreso a clases les da la bienvenida a los niños y jóvenes! Para este momento se acabaron las salidas frecuentes a la piscina, los parques, los juegos en el patio o los viajes a lugares lejanos y divertidos; ya es hora de retomar la disciplina necesaria para aprovechar el tiempo de estudio y la preparación de las responsabilidades escolares.

Para ayudar a nuestros hijos en su regreso al colegio, los expertos nos señalan algunos consejos a tener en cuenta con tal de garantizar un ajuste tranquilo y provechoso hacia esta nueva etapa de estudio.

niño con dinosaurio a tu salud

Días antes, los padres pueden ir introduciendo poco a poco a los jovencitos en ese ambiente propio de cantidad de conocimientos que han de adquirir en los próximos meses, pero de manera relajada y animada, lo que además ayudará a ver el estudio como algo interesante y divertido. Por ejemplo se puede aprovechar y hacer paseos a museos temáticos, mejor si están orientados a áreas que les gustan mucho a los niños como animales prehistóricos o salvajes, exploración marina o espacial, etc. Igualmente están los jardines botánicos en donde la naturaleza está servida para la aventura de explorar, descubrir y aprender de cuanta especie viva o mineral se encuentre ahí.  Otros sitios que no deben menospreciarse son los lugares históricos, donde pueden apreciar directamente algunas evidencias conservadas de batallas, trajes, utensilios de la cotidianidad, modos de vida, etc.; es decir, aproximarse a los restos reales de lo que en las aulas de clases solo conocerán a través de los textos y charlas de los maestros.

Echando mano a estrategias emocionales positivas, igualmente sería muy recomendable compartir tiempo con los niños o jóvenes y ayudarles a repasar algunas de las nociones básicas de las asignaturas, atendiendo en todo momento sus dudas y respondiendo ante sus inquietudes y miedos.

niño lee con padres a tu salud

Tomar libros y revistas con artículos interesantes ya sea de sus temas preferidos u otros desconocidos, leerlos juntos, analizar los contenidos y preguntarse mutuamente sobre los mismos, todo eso irá relacionando al niño o al adolescente con la dinámica que posteriormente vivirá a diario en el salón de clases, en trabajos individuales o grupales.

aparatos-electronicos_niños-a-tu-salud

El restablecimiento progresivo de las limitaciones en la cantidad de horas para ver televisión o distraerse con juegos electrónicos es un punto muy importante para la posterior organización del tiempo cuando tenga que responder al estudio y sus deberes escolares diarios.

niño estudiando 2 a tu salud

Igualmente es necesario preparar el ambiente donde el estudiante se dispondrá a cumplir con sus tareas: este debe tener un mobiliario cómodo, estar muy bien iluminado, con sus útiles escolares a la mano y sin objetos ni otro tipo de elementos que lo distraigan de sus tareas o estudio, además de preferiblemente alejado de equipos de música, radio, o electrónicos para evitar la tentación a usarlos.

Por último, una vez que comience las clases, haga que cumpla la rutina diaria de tener una hora fija para sentarse a hacer las asignaciones, repasar los contenidos vistos en el aula y estudiar con anticipación para las pruebas. Aseguran los expertos que con este hábito el estudiante conseguirá un buen rendimiento cerebral y acostumbrarse a que en esa hora logra concentrarse con más facilidad.

Fuentes: cosasdeeducacion.es y redcrecemos.cl

También puedes consultar:

¿Horario para dormir y descansar? Sí, si en las clases quieres brillar

Útiles escolares a la vista para la vuelta al colegio

Comenta y se parte de nuestra comunidad