Para muchas personas, sus mascotas son compañeros de vida importantes. Para otras son hijos o hermanos. Hay quienes tienen un vínculo tan estrecho con sus animales que llama la atención de otras personas, nos referimos aquellos dueños que hacen regalos de Navidad a sus perros o conversan con su animal como si fuera un amigo.

Esto puede confundir no solo al entorno sino también al animal.

Los veterinarios afirman que es positivo que las personas se sientan cerca de sus mascotas, siempre y cuando el trato sea justo para el animal. La idea es compartir con ellos, no atosigarlos.

Cuando te enojas frecuentemente con tu mascota correrás el riesgo que tu animal pierda la confianza que tiene en ti y la relación de fracture.

Tampoco es justo para la mascota convertirla en el reemplazo de una pareja, un hijo o un compañero de piso, ya que eso se traduce en expectativas desmesuradas sobre el animal. Si pasas todo el día en el trabajo y espera que al volver a casa mascota lo esté esperando y se deje acariciar amablemente, le estás exigiendo de más.

No todos los animales pueden convertirse en una compañía cercana. Algunos prefieren la distancia y son más para observar que para jugar con ellos.

También surgen malentendidos cuando los dueños humanizan el comportamiento de sus mascotas. Un error bastante frecuente es pensar que si el animal da problemas está haciendo algo mal o lo hace “a propósito”. Lo más probable es que nada de esto sea cierto. Los animales se guían, sobre todo, por instinto.

Tampoco sirve mimar de más a la mascota. Un caballo, por ejemplo, necesita una disciplina constante y consecuente, no que les permitan cargar a su dueño hacia donde ellos quieran. Lo mismo rige para la comida: muchas personas tratan de demostrarle su cariño a la mascota con comida, en general restos de sus propias cenas.

Sin embargo, la mayoría de las veces este tipo de alimento no es bueno para el animal.
Incluso no se aconseja exagerar con la ropa. A muchos dueños puede divertirles ponerle un collar de strass a su perro o una mantita tejida a su caballo, pero la verdad es que ningún animal se vestiría por sí solo. Para muchos veterinarios, la nueva moda de esmaltar las uñas o teñir el pelaje de las mascotas es directamente maltrato animal.

Fuente: Los Andes
También puedes consultar:

Desarrollan collares para monitorear salud de mascotas

¿Las mascotas pueden ser vegetarianas?

Tener mascotas es bueno para el corazón

Comenta y se parte de nuestra comunidad