¿Cómo se ve? ¿Cómo se siente? ¿Cómo le afecta? ¿A dónde va a llegar?

Estas preguntas genéricas son aplicables a cualquier persona, en cualquier momento de su vida y abren la puerta a una inmensidad de respuestas que reflejan indudablemente su situación emocional. Pero, si se las hacemos a un adolescente, quien está viviendo importantes cambios a todo nivel (físicos, biológicos, mentales y emocionales), nos refleja un universo de dudas, confusiones, temores, expectativas, todas muy propias del complejo momento de “transición” que vive.

Ahora, ¿y si se las planteamos a un adolescente obeso?

adolescente obeso rechazado

Para los adolescentes el asunto de las relaciones interpersonales y la aceptación social es crucial. Buena parte de sus actitudes y reacciones están definidas por ellas. Pero, la condición de obesidad los discrimina, los presiona y en muchos casos los hace blanco de burlas, depresión y aislamiento social.

Seguramente muchos se plantean un tratamiento quirúrgico como solución a su problema de peso. Y en ese momento la cirugía bariátrica (cirugía especializada en la pérdida de peso) es una herramienta óptima para ayudarlos.

“Es una cirugía cuya finalidad es que la gente pierda peso y mejore una cantidad de enfermedades asociadas a la obesidad: la hipertensión, la diabetes, colesterol y triglicéridos, la apnea del sueño, trastornos cardíacos; hay otros quizás un poco más sencillos pero igual de importantes, como pueden ser las várices, trastornos de articulaciones, trastornos  de motricidad, de reflujo, hígado graso y otra serie de enfermedades asociadas a la obesidad”, indicó Raúl Doval, médico especialista en cirugía bariátrica.

adolescente obeso 2

Si bien ha tratado a personas de edades variadas en su consulta, Doval destaca un  incremento importante en la asistencia de jóvenes obesos. “En cuanto al grupo de edades que comprende la adolescencia, he notado un incremento en el porcentaje de asistencia a consulta y tiene que ver con el problema de obesidad de los adolescentes y jóvenes en Venezuela.

Nuestro país se ha convertido en el quinto país del mundo en niveles de obesidad y obviamente los jóvenes no escapan a eso”, señaló.

“Algunos de los jóvenes vienen con problemas articulares; pero algunos ya con problemas asociados (a la obesidad) como hiperinsulinismo, que es una condición prediabética. Un joven que a los 15 años tiene hiperinsulinismo probablemente a los 25 o 30 años sea diabético”, dijo sin dudar el médico especialista.

Destaca que la cirugía bariátrica “por sí sola no lo es todo, no es un tratamiento mágico. Es una herramienta, una ayuda espectacular para perder peso y cambiar hábitos de vida pero también tiene que ver la intención de cambio de vida. En los jóvenes es particular la parte psicológica porque necesitamos que esta herramienta les sirva para cambiar sus hábitos de vida pero para toda la vida, no solamente para un tiempo inmediato. Que pasen de ser unos adolescentes obesos a unos adultos delgados para toda la vida”, explicó Raúl Doval.

Por eso, un momento importante durante la consulta con el médico especialista en cirugía bariátrica es el que tiene que ver con la evaluación psicológica. Y en los jóvenes y adolescentes es todavía mayor. “Obviamente que con los jóvenes tenemos más cuidado. Son personas que están en plena formación no solo física sino psicológica y emocional. Aparte de la evaluación que nosotros les hacemos de aproximación en la consulta inicial, son evaluados de manera muy estricta por el psicólogo, y, si detectamos alguna circunstancia desde el punto de vista emocional, luego el psicólogo es quien puede decidirnos si el joven es candidato o no a la cirugía”, aclaró el galeno.

adolescente obeso 4

En cuanto a la posibilidad de riesgos de la cirugía bariátrica en adolescentes, debido a su juventud, Raúl Doval señaló que no existen tales. “Una persona joven tiene menos enfermedades asociadas y eso hace que el riesgo para cualquier cirugía sea mucho menor.

El único riesgo es que pierdan la cirugía, es decir que un paciente adolescente no comprenda que esto se está haciendo para otorgarle mayor calidad de vida y una mejor integración social. La dejan perder porque creen que después de hacérsela pueden hacer lo que quieran” alertó.

En cuanto a la posibilidad de practicar la cirugía bariátrica a niños, el médico respondió que no se practica en ninguna parte del mundo. “Hay protocolos de estudios a nivel internacional en niños alrededor de los 9 y 10 años. Pero a nivel internacional no está aprobada la cirugía bariátrica para niños”. La razón es porque los niños están en pleno desarrollo: “Requieren una cantidad de nutrientes adicionales que será limitada durante los primeros años de la cirugía. Durante el primer año de la cirugía hay una disminución de la ingesta de los alimentos  y esto obviamente va a afectar el desarrollo. Además de que está el factor psicológico: ¿está preparado un niño de 9 años para entender los pasos que debe seguir en su vida para que la cirugía funcione bien?  Eso a veces nos sucede con adolescentes de 15 años”, comentó.

Por todo esto, el médico especialista en cirugía bariátrica concluye que lo más importante es ayudar a los adolescentes a modificar sus hábitos de vida que inciden en su aumento de peso. “Cuando se constata que el adolescente no lo logra, o ya tiene enfermedades asociadas a la obesidad y a largo plazo eso condiciona su calidad de vida, se decide la cirugía bariátrica”, aclaró.

Agradecimiento:

Raúl Doval – médico especialista cirugía bariátrica. Anexo A del Centro Médico de Caracas, sótano 2

Teléfonos: 058-212-5501172 / 058-212-5501376 / 058-424-2023137

Instagram y Twitter: @dovalraul

Comenta y se parte de nuestra comunidad