Hoy hablaremos de un tema muy importante, como lo es  la alimentación balanceada, fundamental para nuestro bienestar físico, mental y emocional. Porque comer de una manera de llevar una vida sana y prolongada.

La Doctora Connye García, Médico internista coordinadora del programa “Ejercicio es Medicina”, es representante de esta iniciativa en Venezuela. “Como parte de una iniciativa de salud pública debemos hacer programas que incentiven la alimentación saludable. Al escuchar la palabra dieta lo relacionan con obesidad o pérdida de peso”.  Expresa.

La alimentación no balanceada puede desencadenar problemas de azúcar, hipertensión, colesterol, enfermedades cardíacas, entre otras. “El mensaje que se quiere llevar es que – dieta es lo que comemos todos los días-.  Se debe comenzar desde pequeños a comer frutas, vegetales y que no existen comidas prohibidas” señala García.

La doctora García señala que lo que desean en salud pública como mensaje  a la población general  es que, “comamos balanceado, que sepamos que tanto las vitaminas, el líquido que ingerimos, los carbohidratos que muchos lo llaman dulce, pero hay muchos más carbohidratos que no solamente dulces, las proteínas y las grasas son absolutamente necesarios para mantener un balance”.

Asimismo, indica que el metabolismo es una cuestión de balance,  con respecto al qué tanto consumo en ingesta calórica y cuánto gasto con respecto a la actividad física, si el balance es que se come más de lo que gasta, aumento de peso.  El balance va a depender también de la edad, en el caso de los niños  están en etapa de crecimiento y requieren un tipo de nutrientes en proporciones diferentes que una persona d edad adulta.

Cómo calcular las proporciones adecuadas

Inicialmente hay que informarse cuáles alimentos contienen proteínas. Cuáles  carbohidratos (harinas, azúcar, tubérculos, arroz, frutas, etc.) ya que son necesarios por ser la fuente que proporciona energía, En caso de no consumir carbohidratos, el organismo lo va a buscar en el musculo, colocando el metabolismo basal enlentecido y en caso de ser una dieta para perder peso, al romper un poco esa dieta se va obtener una ganancia de peso.

Hay que recordar que la proteína, además de ayudar al metabolismo basal favorece a formar musculo, que va en las carnes rojas, carne de pollo o pescado.  Pero igualmente se puede encontrar en los huevos, jamón o lácteos. La especialista indica que lo que hay que aprender es cómo combinarlos con otros alimentos que te van a dar la sensación de saciedad y el aporte de líquido, fibra y vitamina, como lo son los vegetales.

La especialista insiste en la alimentación infantil, ”porque es hacer el adulto sano del mañana”. Insistió en que los niños deben aprender a comer vegetales de hojas verdes como: la espinaca, acelga, brócoli, coliflor, berenjenas y calabacines.

Indicó que el  truco es que sean tres comidas principales: desayuno, almuerzo y cena. “Con un plato de tres porciones, una poción proteica que va a ser un poco más de un cuarto -casi la mitad- y la otra dos partes en carbohidratos y fibras. Si aún queda con apetito aumentar las fibras vegetales, más no los carbohidratos”.

Se trata de un mensaje positivo, “vamos aprender a comer proporciones más pequeñas que lo se está comiendo”.  Además,  exhorta a comer lento, no sólo por activar la digestión, sino porque al activar la masticación se activan los sistemas hormonales que ayudan a combatir el estreñimiento y mejorar el reflujo.

Dieta-balanceada-para-bajar-de-peso

Recomendaciones

1.- Diferencias en sexo y edad, en el caso de los hombres habitualmente su requerimiento calórico es mayor que el de las mujeres. Porque tienen una masa muscular y metabolismo basal es mayor. De manera tal, que mujeres no vean el plato de sus parejas o hermanos, ya que probablemente con la mitad de los que ellos comen, engordemos.

2.- Consumir los alimentos de forma balanceada, medir un  poco más no pesar. Es considerar  el valor de lo qué comemos, y darle el justo valor a la actividad física que hagamos, con respecto a cuánto entra y cuánto se gasta. Si tenemos una dieta balanceada con los tres tipos de alimentos y aumentando el consumo de fibra y vegetales de al menos 5 raciones de vegetales y fibra al día.

Si tenemos actividad física de moderada e intensa acumulando 150 minutos semanales que incluyan ejercicios, actividad aeróbica, más ejercicios de fuerza muscular, vamos a tener mejor salud integral. Estas son sugerencias para personas en general.

3.- Si hablamos de personas con obesidad o diabética, probablemente su requerimiento de actividad física sea mayor, y la combinación de los alimentos sean diferentes, pero todos debemos comer los tres grupos de alimentos carbohidratos, proteínas y grasas, con una buena proporción de fibra y agua.

4.- Evita utilizar grasas para preparar los alimentos, especialmente las frituras. Aprendamos a utilizar el horno, las planchas y el vapor.

5.- Aprender a decorar los alimentos, porque alimentos entran por la vista.

6.-Cambiar el tamaño de plato.

Para mayor información sobre este tema, pueden seguir @cmgarciac  @exercicesmv

Comenta y se parte de nuestra comunidad