Hoy se sabe que la mente y el cuerpo no son entidades separadas, sino vinculadas entre sí. El cerebro incide en la función del organismo, especialmente en el sistema inmunológico. Ciertas sustancias producidas por el cerebro, como; la serotonina, dopamina, noradrenalina y otras, transforman los sentimientos y pensamientos, pudiendo curar o empeorar las enfermedades. Por lo que tu actitud, estilo de vida, forma de alimentarte y cuidarte influyen decisivamente a la hora de construir o destruir la salud.

Teniendo todas las informaciones, con la ayuda de profesionales, puedes obtener una mejor calidad de vida. Incluso, algunos médicos hablan de pacientes que se curaron milagrosamente de cáncer o afecciones cardíacas muy graves, ¿cómo? cambiando de mentalidad y viendo su enfermedad, no como una sentencia de muerte, sino como una oportunidad de comenzar todo de nuevo.

Las motivaciones para curarse y liberarse del miedo y la angustia deben provenir del interior de la persona, para ayudarle al cerebro a segregar las sustancias químicas que producen alegría, esperanza y paz. La ciencia cada día registra casos de hombres y mujeres que, al enterarse y asimilar sus enfermedades, deciden vivir plenamente y esa pasión por vivir se convierte en la mejor medicina.

Por suerte, esas personas toman como un don, una bendición a la enfermedad que padecen. Esta circunstancia les sirve para revalorizar la vida, seguir con proyectos, metas e ilusiones; le acerca a la familia, pudiendo establecerse una mejor y más rica comunicación con los seres queridos. Ellos adquieren, a partir de esto, un nuevo concepto de la importancia de vivir. Muchos comienzan a relacionarse profundamente con Dios, poniendo todo en sus manos y creciendo en la fe.

Los naturistas recomiendan el contacto con la naturaleza. Se han visto casos de enfermos que se curaron por el amor que tienen a las flores. Nadie puede negar, que estar dentro de un jardín, aspirar el aroma de las plantas, da una sensación de paz y bienestar general, aparte de recargar las energías con renovada vitalidad. Existen muchas terapias con flores y aromas, para tratar diversas dolencias físicas y emocionales.

Fuente: ABC Color
También puedes consultar:

Video | La terapia del espejo

Aprende a identificar la depresión infantil

Comenta y se parte de nuestra comunidad