Una quemadura es una lesión en los tejidos del cuerpo originada por el calor, sustancias químicas, electricidad, rayos solares o radiaciones. Las escaldaduras por líquidos calientes y vapor, los incendios en edificios y los líquidos y gases inflamables son las causas más frecuentes de las quemaduras. Otro tipo de quemadura es la producida por inhalación de humo o partículas tóxicas.

¿Cuáles son los Tipos de quemaduras?

Según el portal de la University of Meryland Medical Center, las quemaduras se hay tres niveles de quemaduras

  • Quemaduras de primer grado: afectan sólo la capa exterior de la piel y causan dolor, enrojecimiento e inflamación.
  • Quemaduras de segundo grado (espesor parcial): afectan tanto la capa externa como la capa subyacente de la piel, produciendo dolor, enrojecimiento, inflamación y ampollas.
  • Quemaduras de tercer grado (espesor completo): se extienden hasta tejidos más profundos, produciendo una piel de coloración blanquecina, oscura o carbonizada que puede estar entumecida.
Causas

Las quemaduras pueden ser originadas por:

  • Calor seco (como el fuego),
  • Calor húmedo (como vapor o líquidos calientes),
  • por radiación, fricción, objetos calientes, el sol, electricidad o sustancias químicas.
  • Las quemaduras térmicas son las más comunes y ocurren cuando metales calientes, líquidos hirvientes, vapor o llamas entran en contacto con la piel. Suelen ser producto de incendios, accidentes automovilísticos, juegos con fósforos, gasolina mal almacenada, calentadores y mal funcionamiento de equipos eléctricos.
  • Entre otras causas, se puede señalar el mal manejo de petardos y los accidentes en la cocina, como puede suceder cuando un niño se sube a una estufa o toma una plancha caliente
  • Igualmente, hay quemaduras de las vías respiratorias que se producen debido a la inhalación de humo, vapor, aire sobrecalentado o vapores tóxicos, a menudo en espacios poco ventilados.
Síntomas
  • Ampollas
  • Dolor (el grado de éste no está relacionado con la gravedad de la quemadura, ya que las quemaduras más graves pueden ser indoloras)
  • Peladuras en la piel
  • Enrojecimiento de la piel
  • Shock: se debe observar si hay palidez y piel fría y húmeda, debilidad, labios y uñas azulados y disminución de la capacidad de estar alerta
  • Inflamación
  • Piel blanca o carbonizada

Los síntomas de una quemadura en las vías respiratorias son:

  • Boca carbonizada, labios quemados
  • Quemaduras en la cabeza, cara o cuello
  • Sibilancias
  • Cambio en la voz
  • Dificultad al respirar, tos
  • Pelos de la nariz o de las cejas chamuscados
  • Moco oscuro o con manchas de carbón
¿Qué hacer?

Primeros auxilios

Para quemaduras menores:
  1. Si no hay rupturas en la piel, deje correr agua fría sobre el área de la quemadura o sumerja el área en agua fría, más no helada, durante al menos cinco minutos. Una toalla limpia, húmeda y fría también ayuda a disminuir el dolor.
  2. Calme y bríndele confianza a la persona.
  3. Luego de lavar o remojar en agua por varios minutos, cubra la quemadura con un vendaje estéril o con un trozo de tela limpio.
  4. Proteja la quemadura de presiones o fricciones.
  5. Los medicamentos para el dolor que no requieren receta médica, como el ibuprofeno o el paracetamol, se pueden utilizar para aliviar el dolor, a la vez logran bajar la hinchazón. NO administre ácido acetilsalicílico (aspirina) a niños menores de 12 años. Una vez que se enfríe la piel, una loción humectante también puede servir.
  6. Por lo general las quemaduras menores suelen curarse sin tratamiento adicional. No obstante, en el caso de quemaduras de segundo grado que cubran un área de más de dos o tres pulgadas en diámetro (5 a 8 cm), o si el área quemada es en la manos, pies, cara, ingles, glúteos o una articulación importante, trátela como si fuera una quemadura grave.
  7. Verifique que la persona esté al día con la vacuna antitetánica.
Para quemaduras graves:
  1. Si alguien se prende fuego, dígale que se detenga, se tire al suelo y ruede. Envuelva a la persona con un material grueso para apagar las llamas (un abrigo, una alfombra o una manta de algodón o lana) y rocíela con agua.
  2. Llame al número local de emergencias
  3. Asegúrese que la persona ya no esté en contacto con materiales ardientes. Sin embargo, NO le quite las ropas quemadas que estén pegadas a la piel.
  4. Compruebe que la persona esté respirando. Si la respiración se ha detenido o si las vías respiratorias están bloqueadas, ábralas. De ser preciso, comience a administrar respiración artificial y RCP.
  5. Cubra el área de la quemadura con un vendaje estéril, húmedo y frío (si lo hay) o una pieza de tela limpia. Una sábana puede servir si el área de la quemadura es muy extensa. NO aplique ungüentos y evite reventar cualquier ampolla causada por la quemadura.
  6. Si los dedos de las manos o de los pies sufrieron quemaduras, sepárelos con compresas secas, estériles y no adhesivas.
  7. Eleve el área quemada por encima del nivel del corazón y protéjala de presiones y fricciones.
  8. Tome las medidas precisas para prevenir el shock. Acueste a la persona, elevándole los pies unas 12 pulgadas (30 cm) y cúbrala con una manta o abrigo. No obstante, NO ponga a la persona en esta posición de shock si se sospecha que hay lesiones en la cabeza, cuello, espalda o piernas o si esto hace sentir a la persona incómoda.
  9. Siga observando los signos vitales de la persona hasta que llegue asistencia médica. Esto significa el pulso, la frecuencia respiratoria y la presión arterial.
Lo que NO se debe hacer
  • NO coloque ungüentos, mantequilla, hielo, medicamentos, cremas, aceites en aerosol ni cualquier otro remedio casero en las quemaduras graves.
  • NO respire, sople ni tosa sobre la quemadura.
  • NO toque la piel muerta o ampollada.
  • NO retire la ropa que esté pegada a la piel.
  • NO administre nada a la persona por vía oral si hay una quemadura grave.
  • NO sumerja una quemadura grave en agua fría, pues esto puede causar shock.
  • NO coloque una almohada debajo de la cabeza de la persona si hay quemaduras de las vías respiratorias, porque esto puede cerrarlas.
Se debe buscar asistencia médica cuando:
  • La quemadura es extensa (del tamaño de la palma de la mano o más grande).
  • La quemadura es grave (de tercer grado).
  • Usted no está seguro de su gravedad.
  • La quemadura es producida por sustancias químicas o electricidad.
  • La persona muestra signos de shock.
  • La persona inhaló humo.
  • Se sospecha o se sabe que la quemadura se debe a maltrato físico.
  • Hay otros síntomas asociados con las quemaduras.
  • Consulte al médico si el dolor aún está presente después de 48 horas.

Llame inmediatamente si se presentan signos de:

  • Infección, como aumento del dolor, enrojecimiento, inflamación, drenaje o pus de la quemadura, inflamación de los ganglios linfáticos, líneas rojas que se diseminan desde la quemadura o fiebre.
  • Deshidratación como sed, piel seca, mareo, confusión o disminución de la micción. Los niños, las personas de edad avanzada y cualquier persona con un sistema inmunitario debilitado (por ejemplo, por VIH) deben ser examinados de inmediato.
¿Cómo prevenir las quemaduras?
  • Instale alarmas de humo en el hogar. Revise y cambie las baterías regularmente.
  • Eduque a los niños con respecto a las medidas de seguridad apropiadas en caso de incendio y el peligro que involucra la manipulación de fósforos y juegos pirotécnicos.
  • Evite que los niños trepen a la estufa o tomen objetos calientes como planchas y puertas de los hornos.
  • Voltee los mangos de las ollas hacia la parte trasera de la cocina, de tal modo que los niños no logren tomarlas y que no puedan ser volcadas accidentalmente.
  • Coloque extintores de incendios en lugares claves en la casa, el trabajo y la escuela.
  • Retire los cables de electricidad de los pisos y manténgalas fuera de alcance.
  • Conozca y ensaye rutas de escape en caso de incendio en casa, en el trabajo y en la escuela.
  • Gradúe la temperatura del calentador de agua a 120º F (50º C) o menos.

Fuente: umm.edu /Medlineplus

Comenta y se parte de nuestra comunidad