A sus 23 años, Kanya Sesser tiene una historia digna de contar a nivel mundial. La joven ha pasado por varias dificultades que no la han detenido para ser feliz y hacer lo que le gusta.

Tras nacer sin piernas, en Tailandia, Kanya fue abandonada en un orfanato, donde vivió un año, hasta que fue adoptada por una pareja estadounidense, que se la llevó a vivir a Oregon, según informó la agencia Caters News.

“Sin piernas, sin límites”, es la frase que empuja la fuerza interior de esta mujer, que decidió no utilizar una silla de ruedas para transportarse, sino que hacerlo a través de un skate y subir las escaleras solo con sus brazos.

Sesser, actualmente se dedica a ser modelo de lencería, trabajo que se suma a sus pasatiempos, como surfear y hacer snowboard. “Soy diferente y eso es sexy. No necesito piernas para sentirme sexy”, ha declarado la mujer a la prensa.

“Disfruto mucho de hacer dinero modelando y me encanta mostrarle a la gente cómo se puede ver la belleza”, ha señalado.

Fuente: Diario Uno
También puedes consultar:

Gracias a la fertilización in vitro Jennifer Aniston podría ser mamá en poco tiempo

Maquilladora pierde su trabajo por mostrar a sus clientas al natural

Comenta y se parte de nuestra comunidad