Conoce algunas de las normas básicas que deberás sobre nutrición que deberás tener en cuenta al momento de practicar cualquier tipo de actividad física.

Bebe agua limpia y abundante. Aunque lo hayas oído muchas veces, el agua es uno de los nutrientes principales que el cuerpo necesita, recuerda que eres dos terceras partes de agua, y la cantidad que bebas de esta va a determinar la calidad del tejido que formes.
El agua es necesaria para el equilibrio homeostático del cuerpo, manteniendo así una condición interna estable en compensación a los cambios en el entorno. La hidratación en el entrenamiento debe llevarse a cabo antes, durante y después del ejercicio. E incluso en ocasiones, debes incluir bebidas isotónicas que te permitan recuperar sales y minerales perdidos en el transcurso de la competición.

Ingiere fibra. Para garantizar el correcto funcionamiento de tu aparato digestivo es fundamental ingerir cierta cantidad de fibra vegetal. Evita enfermedades digestivas. Una forma ideal de tomarla es mezclando avena y trigo al 50%. Es importante reseñar que todo en exceso es malo, y por lo tanto también pasa con la fibra, debes tomarla en su justa medida, un mínimo de 20 gramos al día, y aproximadamente 25 gramos sería lo adecuado.

Disminuye los alimentos nocivos. Debes ser conscientes de que hay que evitar comidas envasadas, frituras, congelados preparados, galletas y dulces industriales, así como la mayoría de restaurantes de comidas rápidas y de distribución masiva. Estos alimentos tienen un alto contenido en sal y azúcar, ya que procesos industriales incrementan las cantidades que en sí los alimentos ya tienen.

Fuente: ABC
También puedes consultar:

Alimentos que te ayudarán a controlar el ansia de comer

Alimentos que te ayudarán a dejar el cigarrillo

Alimentos que te ayudarán a adelgazar saludablemente

Comenta y se parte de nuestra comunidad