La laberintitis según publica el portal healthline es un trastorno del oído interno. Los dos nervios vestibulares del oído interno le envía al cerebro información sobre los movimientos de la cabeza. Cuando uno de esos nervios se inflama, se genera una afección llamada «laberintitis».

Factores aumentan el riesgo
  • Ingerir grandes cantidades de alcohol
  • Fatiga
  • Antecedentes de alergias
  • Enfermedad viral reciente, infección respiratoria o infección del oído
  • Tabaquismo
  • Estrés
  • Uso de ciertos medicamentos prescritos o no (como ácido acetilsalicílico, aspirin)

Los síntomas de la laberintitis inician apresuradamente y logran ser bastante intensos por varios días. Luego de eso, generalmente empiezan a despejarse, pero siguen manifestándose cuando se mueve la cabeza repentinamente. Por lo general esta afección no ocasiona dolor.

Síntomas
  • Mareos
  • Vértigo
  • pérdida del equilibrio
  • náuseas y vómitos
  • tinnitus (zumbidos o timbres en el oído)
  • pérdida de la audición de alta frecuencia en uno de los oídos
  • dificultad para enfocar la vista

En casos muy poco comunes, las complicaciones pueden incluir la pérdida permanente de la audición.

Causas

La laberintitis puede darle a personas de todas las edades. Puede ser causada por diversos factores, como por ejemplo:

  • enfermedades respiratorias (como bronquitis)
  • virus en el oído interno
  • virus estomacales
  • virus herpéticos
  • infecciones bacterianas (incluso infecciones bacterianas en el oído medio)
  • organismos infecciosos (como el que causa la enfermedad de Lyme)
Corre un mayor riesgo de padecer laberintitis si:
  • fuma
  • consume grandes cantidades de alcohol
  • tiene antecedentes de alergias
  • está cansado habitualmente
  • está bajo excesivo estrés
  • toma ciertos medicamentos recetados o de venta libre (especialmente aspirina)
Pruebas y exámenes

El especialista puede realizar un examen físico. Asimismo le pueden realizar exámenes del sistema nervioso (neurológicos).

Los exámenes pueden descartar otras causas para los síntomas. Éstos pueden abarcar:

  • EEG
  • Electronistagmografía; calentamiento y enfriamiento del oído interno con aire o agua para probar los reflejos oculares (estimulación calórica)
  • Tomografía computarizada de la cabeza
  • Pruebas de audición (audiología/audiometría)
  • Resonancia magnética de la cabeza
Tratamiento

La laberintitis habitualmente desaparece al cabo de unas cuantas semanas. El tratamiento logra ayudar a disminuir el vértigo y otros síntomas. Entre los medicamentos que pueden ayudar se encuentran:

  • Antihistamínicos
  • Medicamentos para controlar las náuseas y los vómitos
  • Medicamentos para aliviar el mareo
  • Sedantes
  • Esteroides (prednisona)
  • Antivirales
Tomar estas medidas puede ayudarle a manejar el vértigo:
  • Manténgase quieto y descanse.
  • Evite movimientos o cambios de posición inesperados.
  • Restablezca gradualmente la actividad. Puede requerir ayuda para caminar cuando pierda el equilibrio durante los ataques.
  • Evada las luces brillantes, la televisión y leer durante los ataques. Descanse durante los episodios intensos e incremente lentamente su actividad.

Pregúntele al especialista respecto a la terapia para el equilibrio. Esto puede ayudar una vez que las náuseas y el vómito hayan pasado.

Evite manejar, operar maquinarias o escalar hasta que los síntomas desaparezcan.

Fuente: Healthline / Medlineplus

Comenta y se parte de nuestra comunidad