Este fruto originario del continente asiático, es una potente fuente de fibras que previenen el estreñimiento y colaboran en la expulsión de toxinas

La cereza, cuyo nombre procede de la denominación romana «cerasus», es un alimento bajo en calorías, pues aporta alrededor de 58 calorías por cada 100 gramos. No obstante, brinda vitaminas A y C en grandes cantidades, lo que le concede propiedades antioxidantes que resguardan frente al envejecimiento celular y la aparición de enfermedades degenerativas.

Igualmente, esta fruta del que se conocen 1000 especies diferentes, es aliada es la prevención del estreñimiento y la retención de líquidos, gracias a su alta composición de fibras, agua y potasio.

Los pigmentos rojos del fruto de cerezo, optimizan la memoria, evaden problemas urinarios y lucha contra las enfermedades cardiovasculares.

A pesar de tener pocas calorías, la cereza debe ser ingerida con moderación por quienes tengan una dieta restrictiva de azúcares, como es el caso de los pacientes diabéticos.

Fuente: Miamidiario

También puedes consultar: 

Razones para consumir kiwi de forma habitual

¿Un cambur cada día?

Comenta y se parte de nuestra comunidad