Gracias a una cirugía en la que se utilizaron células madre embrionarias, pudo recuperar la visión una mujer de 60 años con degeneración macular asociada con la edad (DMAE), una enfermedad del ojo ocasionada por daños o deterioro de la mácula.

La operación se llevó a cabo en el Reino Unido, como parte de un estudio denominado Proyecto de Londres para la Cura de la Ceguera, establecido hace diez años y en el que participan varios centros sanitarios, el hospital Moorfields, el Instituto de Oftalmología del University College London (UCL) y el Instituto Nacional para la Investigación de la Salud.

Previo a la intervención quirúrgica, se utilizó en el laboratorio una célula madre de un embrión donado y creado a partir de un tratamiento de fertilización in vitro. Con esta se creó epitelio pigmentario retinal, una capa de células pigmentadas que aparece en la retina que nutre sus células visuales. La capa de células obtenida fue colocada detrás de la retina de la paciente, explicó el profesor Lyndon Da Cruz, del hospital Moorfields Eye de Londres, quien lideró esta operación.

«Hemos podido crear estas células muy específicas y las hemos podido trasladar al paciente» y «demostrar que podemos trasplantarlas de manera segura», señaló. «Esto -añadió- tiene la posibilidad de que se convierta en un tratamiento en vez de una demostración teórica», enfatizó Da Cruz.

Según el profesor Peter Coffey, del Instituto de Oftalmología del UCL, no será sino hasta finales de año cuando podrán constatar si la paciente tiene buena visión y cuánto tiempo ésta durará, aunque de momento «podemos ver que las células están detrás de la retina donde deben estar y parecen sanas», aseguró.

Fuente: larazon.es

También puedes consultar:

Mitos y realidades de las células madre

Comenta y se parte de nuestra comunidad