El Dr. Juan Francisco Luigi, Cirujano General – Oncólogo y Jefe del Servicio de Cabeza y Cuello del Hospital Oncológico Padre Machado, señala que hay una gran variedad de tumores de cabeza y cuello, de los cuales el cáncer de boca que es el cáncer oral y el cáncer de laringe que es el de las cuerdas vocales,  quizá son los más frecuentes.

A su vez, indica que siempre que se logre un diagnóstico temprano de uno de estos tumores independientemente de la ubicación, se puede lograr la cura del paciente con los tratamientos que actualmente contamos en el país. Sin embargo,” esto no es lo que ocurre normalmente en nuestro país y en muchos países del mundo. Ya que cuando el paciente acude a nuestros centros, por lo general asiste con tumores ya muy avanzados. Entonces, esa parte del diagnóstico precoz y de prevención es dónde hay que atacar el problema. Porque una vez que el paciente tiene el tumor avanzado pocas son las posibilidades de curación “agrega Luigi.

El especialista señala que las personas que por lo general sufren de esta patología, son aquellas que están expuestas a factores de riesgo; como: el cigarrillo en cualquiera de sus formas, sobretodo el tabaco mascado, está muy relacionado con el cáncer de boca, el alcohol. Y cuando estos dos factores se combinan se potencian. Por su puesto, una mala higiene bucal y algo que está muy en boga ahorita es el virus del papiloma humano (VPH), que es ese virus que está muy relacionado con el cáncer de cuello uterino, pues en las últimas décadas está más relacionado también al cáncer de garganta y de boca, por prácticas sexuales de forma oral. “Si la persona tiene uno o varios de estos factores de riesgo, es aquella persona que debe ir a realizarse una pesquisa” exhorta el especialista.

Del mismo modo, apunta Luigi que “Esta pesquisa por lo general lo hace en primera instancia los odontólogos, que son los primeros especialistas que pueden evaluar la boca de una persona, que puede ser durante un chequeo de rutina o alguna evaluación de alguna caries o alguna lesión en la boca. Y cuando se sospeche que hay una lesión, que se sospeche que pudiera tratarse de alguna lesión maligna, pues el mismo odontólogo, patólogo bucal o maxilofacial debe tomar una biopsia. En caso de no sentirse capaz de realizar este procedimiento, se debe enviar al paciente con un especialista del área de cabeza y cuello y es quien le tomaría la biopsia para hacer un diagnóstico precoz a este tipo de pacientes”.

Tratamiento

El Dr. Juan Francisco explica que el área bucal el tratamiento estándar es la cirugía, si el tumor es pequeño la cirugía es pequeña y poco mutílante. Y por supuesto, el paciente no va a tener un deterioro en su calidad de vida. Sin embargo, añadió que no es lo común, ya que por lo general los pacientes llegan con tumores muy avanzados a las consultas.

De igual modo, se ofrece la cirugía. “Por supuesto, un tumor más avanzado, ya la cirugía sería mucho más grande que puede ocasionar el retiro de la lengua, las cuerdas bocales o de algún área de la mandíbula. Que pudiera llegar a deformar algo la cara, pudiera causar problemas para hablar,  tragar o respirar “expone.

Asimismo, indica que hay otras modalidades como la radioterapia o quimioterapia que se pueden tomar como un tratamiento adicional a la cirugía.

“Cuando hablamos de otros tipos de tumores como la laringe o cuerdas bocales y la garganta. De inicio el tratamiento sería la quimioradioterapia y se deja la cirugía para aquellos pacientes que no han respondido al tratamiento y s ele ofrece una cirugía para rescatarlo”.

Prevención

El especialista sugiere que lo primero que se debe hacer es tomar en conciencia de cuáles son los factores de riesgos. Disminuyendo su consumo, sobretodo del tabaco y el alcohol o eliminándolo del todo vamos a disminuir la posibilidad de adquirir este tipo de cáncer.

En segundo lugar, el autoexamen de la boca, que realizamos nosotros mismos frente al espejo, nos observamos las encías, los dientes, la lengua, sacamos a lengua, la levantamos, vemos nuestras amígdalas  y si notamos algo extraño como una ulcera que tienen más de dos o tres semanas, ya sabemos que debemos ir a un especialista. Igualmente, pueden ser manchas blancas, rojas, negras, sangrado fácil, una amígdala más grande de la otra, dificultad para tragar o una ronquera que ha permanecido por mucho tiempo, también debemos acudir al especialista.

Para quienes deseen más información con respecto a este tema, pueden ingresar a la página web o redes sociales de la Fundación Boca a Boca con el Dr. Argimiro Hernández. A través de www.fudacionbocaaboca.com su Facebook y twitter que es @fudabocaboca y por los siguientes teléfonos 0212-6615028 y el 0412-2817836 y en la sección de cabeza y cuello de la Sociedad Venezolana de Oncología con su twitter @svo_cyc

Comenta y se parte de nuestra comunidad