Un bebé al que se le pone música desde que está en el vientre de su madre. Esta noción ya no es nueva en los tiempos que vivimos, pero sí la confirmación de que los fetos reaccionan más, abriendo la boca y sacando la lengua, si el sonido es dirigido desde la vagina de la madre.

Así lo afirma un estudio realizado por Institut Marqus de Barcelona, el cual descubrió que los fetos de más de 16 semanas de gestación realizan movimientos de vocalización previos a la adquisición del lenguaje –abrir la boca y sacar la lengua- si escuchan música con un dispositivo emisor situado en la vagina de la madre.

embarazada a tu salud

La investigación hizo seguimiento a más de 106 mujeres que se encontraban entre las semanas 14 y 39 de gestación, las dividió en tres grupos y los analizó utilizando distintos tipos de estimulación fetal: la vía abdominal, la vaginal -a 54 dB- y las vibraciones sonoras no musicales emitidas también desde la vagina.

Los resultados revelaron que el único incremento de los movimientos de boca y lengua de los fetos fue el del grupo de música emitida por vía vaginal; no solamente fue mayoría en la cantidad de fetos que reaccionaron así (87%), sino porque sacaron la lengua una media de cinco o más veces.

“Fetal facial expression in response to intravaginal music emission” es el nombre de este estudio pionero, presentado públicamente en rueda de prensa por la investigadora Marisa López-Teijón, el catedrático Alberto Prats y el director científico del Institut Marqus, Alex García-Faura.

López-Teijón afirmó que de esta manera hallaron «la fórmula para que los fetos oigan como los adultos y que les llegue el sonido de forma eficaz», negando que pudiera ser perjudicial para su desarrollo. Explicó que la vía vaginal es más efectiva ya que el bebé vive insonorizado en el vientre de la madre y escucha los sonidos como un susurro y de forma distorsionada.

feto

«La música activa circuitos cerebrales primitivos implicados en la comunicación y el lenguaje», dijo la investigadora. Defendió que este hallazgo ayudará a que las ecografías sean más eficaces y rápidas: «Al introducir movimientos permite ver todas las estructuras y se acorta la exploración».

LEA: Beneficios de la musicoterapia en el embarazo

Por su lado, Prats explicó que la música provoca movimientos porque activa circuitos del tronco del encéfalo relacionados con la comunicación y el lenguaje, por lo que los sonidos disonantes -las vibraciones- no activan estos circuitos y no generan esta respuesta.

En este entorno, los investigadores recomendaron el aparato ‘Babypod’, patentado por ellos y cedido a una empresa electrónica para su comercialización. López-Teijón recomendó colocarlo en la zona de la vagina entre 10 y 20 minutos -mañana y la noche- sin interrumpir el ciclo del sueño. Así se estimulará sensorialmente al feto, lo que es mejor cuanto más precoz, según la especialista.

Agregó que este dispositivo emisor también permite descartar la sordera fetal, supone una reducción del estrés de la madre, y abre una importante línea de investigación pre y postnatal.

LEA: Salud del feto depende de su posición

Este estudio fue publicado en la revista británica ‘Ultrasound’.

Fuente: larazon.es

Comenta y se parte de nuestra comunidad