El cada vez más alto costo de los fármacos contra el cáncer repercute sobre la atención médica en Estados Unidos y el sistema de salud estadounidense en general, dicen los autores de un artículo especial publicado en internet en la revista Mayo Clinic Proceedings.

 “Los estadounidenses con cáncer pagan entre 50 y 100 por ciento más que los pacientes de otros países por el mismo fármaco patentado”, observa el Dr. S. Vincent Rajkumar, del Centro Oncológico de Mayo Clinic y uno de los autores del trabajo. “En nuestra calidad de oncólogos, tenemos la obligación moral de defender que los pacientes puedan pagar el costo de los fármacos contra el cáncer”.

LEA: Los fármacos más novedosos y fáciles de administrar no siempre son la mejor alternativa

El Dr. Rajkumar y su colega, el Dr. Hagop Kantarjian del Centro Oncológico MD Anderson, comentan que el precio promedio de los fármacos contra el cáncer para una terapia de aproximadamente un año aumentó de entre 5000 y 10 000 dólares que costaba antes del año 2000 a más de 100 000 para el año 2012. Durante prácticamente el mismo período, el ingreso promedio de los hogares estadounidenses disminuyó en alrededor de 8 por ciento.

Laboratorio A Tu Salud

En el trabajo, los autores refutan los principales argumentos que la industria farmacéutica utiliza para justificar la carestía de los fármacos contra el cáncer, que son los siguientes: el gasto de realizar las investigaciones para el desarrollo de los fármacos, los beneficios comparables de los pacientes, que las fuerzas del mercado fijarán los precios en niveles razonables, y que el control de precios de los fármacos contra el cáncer reprimirá la innovación.

“Una de las cosas que la gente no se da cuenta es que los fármacos contra el cáncer, en su mayoría, no funcionan en una economía de libre mercado”, anota el Dr. Rajkumar. “El hecho de que haya cinco fármacos autorizados para el tratamiento de un cáncer incurable no significa que exista competencia. Normalmente, el estándar de la atención médica es utilizar cada fármaco de manera secuencial o conjunta, por lo que cada nuevo fármaco constituye un monopolio que durante muchos años goza de la exclusividad otorgada por la protección de la patente”.

LEA: Los fármacos no logran vencer el cáncer, ¿Por qué?

Los doctores Rajkumar y Kantarjian señalan que entre otras razones para el alto costo de los fármacos contra el cáncer están las leyes que impiden a Medicare negociar los precios de los medicamentos y la falta de fijación de precios según el valor, asunto que permite establecer una conexión entre el costo de un fármaco y su eficiencia relativa comparada frente a otros medicamentos.

fármacos en mano de una persona

Los autores recomiendan una serie de posibles soluciones para intentar controlar y reducir el alto costo de los fármacos contra el cáncer en Estados Unidos. Algunas de las recomendaciones ya se aplican en otros países desarrollados. Las recomendaciones de los médicos incluyen lo siguiente:

Permitir que Medicare negocie el precio de los fármacos.

Desarrollar vías y/o pautas para el tratamiento oncológico que incorporen el costo y el beneficio de los fármacos contra el cáncer.

Permitir que la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos o paneles de médicos recomienden el precio deseado en base a la magnitud del beneficio aportado por el fármaco (fijación de precios según el valor).

Eliminar las tácticas de “pagar para retrasar”, en las que una compañía farmacéutica con un fármaco de nombre comercial comparte los réditos de dicho medicamento con un fabricante de fármacos genéricos durante el resto del período de la patente, logrando así eliminar el cuestionamiento de la patente y la competencia.

Permitir la importación de fármacos del exterior para uso personal.

Permitir que el Instituto de Investigación sobre Resultados Centrados en el Paciente y otros grupos defensores de los enfermos de cáncer consideren el costo al elaborar sus recomendaciones.

Crear organizaciones y movimientos básicos e impulsados por los pacientes para defender eficazmente los intereses de los enfermos de cáncer con el afán de equilibrar el esfuerzo por protegerse de las compañías farmacéuticas, compañías de seguros de salud, distribuidoras farmacéuticas y hospitales.

Información sobre el Centro Oncológico de Mayo Clinic

En calidad de institución principal y financiada por el Instituto Nacional del Cáncer, el Centro Oncológico de Mayo Clinic realiza investigaciones básicas, clínicas y poblacionales para traducir los descubrimientos en mejores métodos de prevención, detección, diagnóstico, pronóstico y tratamiento. Si desea más información sobre los ensayos clínicos para cáncer, llame gratuitamente al 1-855-776-0015.

Fuente: Mayo Clinic

Comenta y se parte de nuestra comunidad