Los pequeños de la casa necesitan seguir una rutina para sentirse seguros y tranquilo en su ambiente, esta rutina establece horarios, pero a su vez los hábitos repetitivos ayudan a construir un equilibrio emocional que les proporciona un mecanismo importante para su educación y construcción de personalidad.

Para saber cómo aprender a crear esos hábitos y rutinas inteligentes en los bebés, la psicóloga infantil Valentina Rodríguez señala que las rutinas se deben inculcar desde el inicio, desde que el bebé nace, inclusive en la madre se deben inculcar desde el momento en que está embarazada con la parte de su planificación, que luego cambia mucho al nacer el bebé, pero si se debe tener una idea y tener conversaciones con el papá del bebé en la misma tónica. Se deben infundir desde el principio de manera relajada.

“Ya que un bebé que está recién nacido, no podemos esperar mucha rutina, debemos estar muy pendientes más bien en la etapa del desarrollo en el que se encuentra y poco a poco empezar a instaurarlas”, señala la especialista.

650_1200

A su vez indica la psicóloga que la rutina cuando los niños  están recién nacidos es prácticamente dormir, comer y en algunos estados de conciencia que tiene el bebé se puede estimular. Cuando son prácticamente muy pequeños no se pueden estimular porque pasan prácticamente todo el día durmiendo y comiendo.” Al principio la rutina la va a dar el bebé, del cuánto tiempo come, cuánto tiempo come y la mamá debe unirse a lo que él va marcando como pauta”.

Asimismo, apunta Rodríguez que cuando el bebé tiene dos o tres meses, ya los padres pueden empezar hablar de una rutina como tal, “quizá porque el bebé comienza a dormir menos, a comer más espaciado entre una comida y otra, y a veces se puede tener tiempo de jugar, estimular, ponerlo boca abajo para estimular la parte motora y a partir de allí se puede ir creando la rutina”. Sin embargo, expresa que la rutina va a depender mucho del bebé, de su temperamento como tal y de la etapa en la que esté.

“Hay una rutina que funciona muchísimo, y actualmente es algo que se está utilizando que es que el bebé coma, después juegue y luego duerma. Esta rutina permite que el bebé no se duerma al momento que está tomando el pecho, y a su vez lo enseña a dormirse solo o aprender a dormir o dependiendo del pecho, sino bajo a sus propios medios” expone Rodríguez.

ninos-rutinas-01-z

La especialista explica que la rutina y hábitos se van a crear mediante la repetición, si la madre va repitiendo y repitiendo y va logrando que el niño duerma a la misma hora, lo baña antes de dormir y lo hace a la misma hora, va logrando como una rutina. No obstante, hay que estar consciente que eso puede cambiar, porque el bebé va creciendo y va teniendo nuevas necesidades y aquí que relajarse un poco, porque a veces se instaura una rutina y el mismo bebé me la cambia.

Comenta y se parte de nuestra comunidad