Para disfrutar de un buen sexo, es vital que conozcas tus zonas erógenas y que estés bien relajada, porque la tensión es el enemigo número uno del placer; si consigues relajar ciertos puntos estratégicos de tu cuerpo, este se entregará al placer de forma plena.

También puedes consultar: Sexualidad en las distintas etapas de la vida

Para que tengas una idea más clara vamos a hacer un recorrido del mapa de tu cuerpo. Zonas erógenas, sensibles y dispuestas a recibir todo tipo de atenciones.

Comencemos por los más famosos:

También puedes consultar: ¿Quién se beneficia más con el sexo nocturno?

Clítoris. Con más de 8.000 terminaciones nerviosas, seguro que no sabías que a los 32 años esta zona habrá cuadruplicado su tamaño con respecto a la pubertad.

Body in red-2
Pezones. Cuando se estimulan, se activa la misma zona del cerebro que al hacer lo propio con el clítoris o la vagina.

Senos
Lóbulos de las orejas. También se encuentran llenas de nervios que conectan con el cerebro directamente, con lo que si los acaricias, provocarás sensaciones muy placenteras. Orejas
Cabeza. Masajea el cuero cabelludo con un champú de menta con movimientos circulares lograrás, te aseguramos que conseguirás una relajación casi inmediata.Champú
Manos. Junto a los pies, acumulan hasta 10 veces más terminaciones nerviosas que el resto del cuerpo. Prueba a presionar con el pulgar desde la muñeca hasta la punta de los dedos, y disfruta. Manos

También puedes consultar: Sorprende a tu pareja con un masaje erótico

Fuente: Cosmohispano

Comenta y se parte de nuestra comunidad