Aunque lo más común es pensar en una masa de  pizza hecha con harina de trigo, podemos variar esa costumbre y preparar una extraordinaria variación con coliflor. Los comensales no podrán creer que la clásica masa de pizza haya quedado tan sabrosa al incluirle como ingrediente base este vegetal.

La corteza de coliflor es saludable, deliciosa, sin gluten, y, por ese ingrediente, produce muchos beneficios: está llena de vitaminas como la tiamina, riboflavina, niacina, ácido pantoténico, ácido fólico, omega-3 y vitamina K. También sirve como una buena fuente de proteína vegetal, fósforo y potasio.

Igualmente es fuente de colina, una vitamina B que es conocida por su papel en el desarrollo del cerebro. Por eso es que es la ingesta de colina es muy importante durante los embarazos, así como ayuda a disminuir la pérdida de memoria relacionada con la edad.

En específico, la coliflor es un valioso alimento aliado en la lucha contra diferentes tipos de cáncer: de mama, colon, próstata y ovario. En la coliflor también encontramos sulforafano, un compuesto de azufre que se ha demostrado mata las células madre cancerosas. Igualmente, este componente

coliflor

La coliflor también es buena para el corazón, sistema digestivo, y actúa como un antiinflamatorio. El sulforafano en la coliflor y otros vegetales crucíferos se ha encontrado que mejora significativamente la presión arterial y la función renal.

En cuanto a los beneficios de las semillas de chía, aportan fibra, proteínas, calcio, hierro y ácidos grasos Omega-3. También están llenas de antioxidantes que pueden combatir la producción de radicales libres que contribuyen al envejecimiento y la enfermedad como el cáncer.

Ingredientes:

1 cabeza grande de coliflor

3/4 taza de almendras molidas finamente

1 -1/2 cucharadas de orégano seco

Sal marina y pimienta al gusto

1/4 taza de semillas de chía

3/4 taza de agua

masa de coliflor para pizza 2

Instrucciones:

Precalienta el horno a 200°C

Mezcla las semillas de chía en 3/4 taza de agua y coloca en la nevera 20 minutos antes de su uso previsto.

Pica la coliflor, coloca en una licuadora o procesador de alimentos y mezcla hasta que quede una textura fina de arroz y similares.

Mide alrededor de 3 tazas y coloca en un tazón grande, agrega las almendras molidas, el orégano, la sal y la pimienta. Haz un agujero en el centro y agregar en la masa, la chía.

Combina los ingredientes a mano y, y dar forma a una bola. Debe estar suelta y pegajosa no como una masa tradicional.

Pon la bola en una bandeja de horno y aplana con las manos. Haz una cresta alrededor del exterior, y hornea por 25 minutos o hasta que esté dorada.

Agrega tu base de tomate y coberturas favoritas. Hornea un adicional de 5 a 10 minutos y disfruta de tu comida saludable.

Fuente: lavidalucida.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad