Cuando de experimentar el sexo anal se trata hay ciertas cosas que, más que sugerencias deberían transformarse en decretos. Te exhortamos que sigas estas 10 leyes del sexo anal al pie de la letra, te vas a entretener más.

  1. Usarás condón sobre todas las cosas

El sexo anal requiere condón, por favor no creas que como no te puedes embarazar se vale dejarlo de lado. De todo lo malo que te puede ocurrir en el sexo embarazarte es de lo menos terrible. Las enfermedades de transmisión sexual se obtienen con más asiduidad por sexo anal que vaginal sencillamente porque es más sencillo que ocurran pequeñas heridas. Utiliza condón siempre.

preservativos

  1. No jurarás que deseas tener sexo anal cuando no quieres

Si tu pareja te ha forzado mucho pero a ti sencillamente no te llama la atención no tienes que hacerlo a la fuerza ni por darle gusto. Es una decisión muy personal. Precisas estar muy preparada física y mentalmente para que sea placentero. A sufrir a otro lado.

  1. Lavarás el área y usarás el baño

Si ya te decidiste y quieres probar come bien unos días antes para que tu sistema digestivo se regule. Ese día lava muy bien el área para impedir que pequeñas lesiones se llenen de materia fecal. El ano es un área menos elástica que la vagina, es significativo tomar todas las precauciones posibles para evitar infecciones.

  1. Usarás lubricante

Dicen por ahí que trates de resbalarte por un tobogán sin agua y sabrás por qué el lubricante es trascendental. No, la saliva no cuenta. No, no puedes experimentar “nada más la puntita” sin lubricante y no, la lubricación natural de tu vagina no te va a alcanzar para intentar el sexo anal. Por favor no lo intentes, el lubricante lo adquieres en la farmacia.

geles-lubricantes

Lee: 10 motivos para deleitarse del sexo mañanero

  1. No asumirás que no te pueden pegar algo

Inclusive si es tu pareja de muchos años te sugerimos para el sexo anal uses protección.

  1. No usarás laxantes
  2. No usarás xilocaína ni cremas

En teoría puede considerse buena idea adormecer el “área” para que no te duela la penetración, pero la realidad es que si algo te duele es porque no deberías hacerlo. Utilizar cremas para anestesiar hará que no te des cuenta si algo está verdaderamente mal,

  1. No usarás el mismo condón en la vagina

Pasar de sexo vaginal a sexo anal no es tanto inconveniente, pero nunca te puedes regresar. Las bacterias del ano causan infecciones vaginales y es malo.

  1. No usarás juguetes falsos

Existen juguetes sexuales creados concretamente para el sexo anal. Los juguetes diseñados para el ano están pensados para que los puedas sacar de forma fácil, fundamentalmente porque el ano se contrae y puede succionar el objeto. Inclusive los vibradores poseen usos específicos.

JUGUETES-SEXUALES

  1. No ambicionarás los orgasmos ajenos

Que todas tus amigas lo estén realizando y juren que sienten muchísimo placer no quiere decir que tú también lo harás. Si ya lo experimentaste y no te gustó no sientas que debes seguir intentandolo hasta que se sienta bien. No todas las mujeres sentirán placer del sexo anal.

También puedes consultar: 10 señales que encontraste tu media naranja en el sexo 

Fuente: Actitudfem

Comenta y se parte de nuestra comunidad