El peligro de sufrir un nuevo ataque al corazón por personas que ya lo han vivido y al mismo tiempo se encuentran en estado de depresión, se duplica. El ejercicio y dejar de fumar logran ayudar a luchar con estos problemas.

La Doctora Manuela Abreu, psiquiatra de la universidad de Lisboa, señala que “La depresión es casi tres veces más común en personas que han tenido un ataque al corazón que en los que no lo han sufrido”. Y asevera que  “La rehabilitación cardiaca con ejercicio aeróbico puede reducir los síntomas de depresión y mejorar el trastorno cardiovascular”.

Una nueva investigación en cabezada por David Nanchen, jefe del Centro de Prevención del Departamento de Atención Ambulatoria y Medicina Comunitaria, de la Universidad de Lausanne, en Suiza, manifiesta que el ejercicio y dejar de fumar logra mejorar la depresión luego de un ataque al corazón. En este estudio se siguió por un año a 1.164 pacientes, estudiando el impacto de una serie de elementos como son la gestión del colesterol en sangre, presión arterial, dejar de fumar en el caso de los fumadores, disminución de la ingesta de alcohol y aumentar la actividad física.

Cheerful Caucasian couple friends running in park

Lee:  Estoy embarazada ¿Puedo practicar running durante el embarazo?

La investigación manifestó que en un año, el 27% de los pacientes de ataque cardiaco padecia de depresión perseverante. Dejar de fumar tuvo la asociación más fuerte con la mejora de la depresión, igualmente los pacientes que efectuaban una mayor actividad física al comienzo del estudio de igual forma eran más proclives a ver mejoras en su ánimo.

“Más de una cuarta parte de los pacientes en nuestro estudio dijeron tener síntomas de depresión después de su ataque al corazón, lo que demuestra que es un gran problema”, agrega Nanchen. Algunos poseían depresión crónica, que inició antes de su ataque al corazón, mientras que otros desarrollaron este estado como una reacción aguda a la hospitalización y al ataque cardiaco”.

“Se debe hacer ejercicio aeróbico entre moderado y vigoroso durante 30 minutos al menos tres veces a la semana para estar dentro de los niveles recomendados. Hay que asegurarse de que se está trabajando lo suficiente para romper a sudar -indica el doctor–. Este nivel de actividad es buena para la salud mental y física”.

También puedes consultar: Claves para mejorar tu técnica del «running»

Fuente: Eleconomista

Comenta y se parte de nuestra comunidad