El sexo tántrico es una técnica oriental con más de cinco mil años de antigüedad donde la pareja se consagra tiempo uno al otro para ofrecer placer. En el sexo tántrico el fin no es alcanzar el orgasmo, sino buscar la unión de la pareja durante el coito retardando lo máximo posible para conseguir el placer.

Para realizar el sexo tántrico se debe disponer de un espacio tranquilo que sea encantador para la pareja. Las cosas se deben realizar de manera lenta, por lo que requieres todo el tiempo del mundo. A continuación te diremos algunas posturas para efectuar el sexo tántrico

Lee: Sexo tántrico. ¿Te atreves?

sexo_tantrico_1

Fusión: En esta postura el hombre debe ponerse sentado con sus rodillas estiradas, de esta forma apoyará el peso de su espalda sobre sus manos. La mujer se ubicará sentada de frente con las rodillas semi flexionadas y se apoyará sobre sus codos.  Con esta postura la pareja no podrá realizarse caricias ya que el placer se concentrará primordialmente en la penetración. La postura fusión posee variaciones como la de que el hombre se acueste boca arriba mientras las mujer se sentará de rodillas y situará las piernas en la cadera del hombre.

Misionero: La postura más clásica, la mujer se pondrá acostada boca arriba mientras el hombre se acostará boca abajo, el hombre tomará el control. Durante esta postura el hombre controlará la penetración y podrá dar caricias y mimos.

El deleite: Con la postura de El Deleite, el hombre igualmente conservará el ritmo mientras acaricia a su pareja. En esta postura la mujer se sienta al borde de la cama o de alguna superficie, el hombre se arrodillará al frente y ella envolverá al hombre entre sus piernas mientras él la penetra.

Estas son algunas posturas, pero para practicar el sexo tántrico lo mejor es optar aquellas con las que se sientan más cómodos. ¡Así que a disfrutar su vida sexual!

También puedes consultar: Consejos para renovar el placer

Fuente: Nosotras

Comenta y se parte de nuestra comunidad