Los pacientes diabéticos debe realizar 30 minutos de ejercicio moderado al día según recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La organización explica que la práctica regular de ejercicio ayuda a mejorar el control glucémico o metabólico, disminuye el riesgo cardiovascular y aumenta el bienestar general.

Además, ayuda a bajar de peso  y fortalece la musculatura, lo que mejora la sensibilidad a la insulina y reduce los requerimientos de medicación.

La recomendación para los diabéticos es de entre 30 y 60 minutos de ejercicio en un mínimo de cinco veces a la semana, aunque la intensidad y frecuencia deben adaptarse a cada paciente.

Los ejercicios aeróbicos, tales como caminar a paso ligero, bailar, nadar o montar en bicilceta, son los más recomendados para los pacientes diabéticos tipo 2.

También es importante seguir una dieta saludable para reducir el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 y, una vez desarrollada, es fundamental para mantener la enfermedad bajo control.

Fuente: DiarioDicen

Comenta y se parte de nuestra comunidad