Una de las sugerencias más frecuentes de los dentistas de todo el mundo, es el uso del hilo dental, Aunque, si se manipula de forma errónea, consigue ser dañino para la salud bucal ya que se puede originar acumulación de placa o que las encías se lastimen.

Robin Seymour, profesor emérito de Ciencias Dentales en la Universidad de Newcastle, en Reino Unido, indica que el primordial error que efectúan las personas, es que con el hilo dental presionan la placa hacia dentro de las encías, en lugar de retirarla. Lo correcto es impedir el movimiento horizontal, de dentro hacia afuera para no dañar las encías.

Otra dificultad habitual es que muchas personas poseen dificultad de manejar sus dedos para acceder a las muelas, por lo que en ocasiones evitan la zona o se lastiman al pretender llegar a ellas.

Lee: ¿Por qué es importante la salud dental de la embarazada?

Para tener un buen cepillado, Seymour propone lo siguiente:
  • Hacer uso de un cepillo eléctrico y cambiar los cabezales cada cuatro o seis semanas.
  • Lavar los dientes durante dos minutos y como mínimo 30 segundos.
  • Escupir la pasta dental luego del lavado pero no enjuagar inmediatamente, ya que es bueno que la pasta esté en contacto con el diente el máximo tiempo posible.
  • No lavarse los dientes tras de beber jugo de naranja o bebidas carbonatadas porque se logran presentar erosiones dentales.
  • Utilizar enjuagues sin alcohol.
  • Cepillarse con cuidado entre los dientes.

También puedes consultar: Fluorosis dental ¿Exceso de flúor? 

Fuente: Zocalo

Comenta y se parte de nuestra comunidad