Ante los cambios violentos de temperatura las personas mayores deben duplicar las medidas de protección, recomendó Malco Ramírez Martínez, delegado en Puebla del Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (Inapam).

Recalcó que esta población sensible está más expuesta a adquirir enfermedades respiratorias pues se aumentan hasta en un 35%.

Insinuó a los adultos mayores asistir a aplicarse la vacuna contra la influenza estacional, así como arroparse con suéter, abrigo, bufanda, gorra y guantes.

El cuidado en la alimentación, expresó, del mismo modo es importante, por ello se propone comer de forma periódica alimentos ricos en vitamina C como naranja, mandarina, toronja, guayaba y fresas, vegetales, pollo y pescado, y beber mucha agua.

Añadió que es importante evadir los cambios bruscos de temperatura, corrientes de aire, estar atentos y conservar cerradas las ventanas y puertas al instante de bañarse, así como evitar el contacto con personas enfermas.

“En caso de presentarse fiebre, dolor de cuerpo, tos o gripe, los invito a acudir al médico y evitar la automedicación, pues en la temporada invernal entre 80 y 90 por ciento de las infecciones son de origen viral, y los antibióticos no funcionan”, recalcó Malco Ramírez.

También puedes consultar: Lo que debe saber el adulto mayor antes de hacer ejercicios

Fuente: Informadormx