El experto en la materia, Alberto Cerdán, afirma que ese enredo se forma por varios motivos.
¿El primero? Es gracias a ese hábito tan femenino de estar siempre tocándote el cabello, enroscándolo y revolucionando las cutículas.Cabello enredado

También puedes consultar: ¿Tienes el cabello muy grasoso?

En segundo lugar, debes tener en cuenta la humedad de la habitación donde duermes ya que puede provocar que tu cabello no respire por la parte de la nuca y se empiece a erizar.

Y el tercer motivo, y quizá el más relevante, es porque no cepillas tu cabello correctamente. Así que presta atención a las pautas del profesional: divide la cabellera mentalmente y trabájala siempre de arriba abajo y de atrás hacia delante.Cabellos enredados

También puedes consultar: ¿Qué es un baño de color en el cabello?

La clave es bajar la cabeza y peinarte desde la nuca hasta la coronilla. ¿El resultado? Si te creas el hábito de repetirlo cada noche antes de irte a la cama, esos nidos de pájaro irán desapareciendo poco a poco.

Fuente: Cosmohispano