No estar al ciento por ciento sabemos que te hace sentir incomoda. Y si es por el dolor, peor aún.
La inflamación del intestino grueso o colon ocasiona una gran cantidad de malestares físicos y disminuye la calidad de vida de las personas que la padecen. Para que obtengas bienestar y te olvides de este problema te presentamos algunas opciones para combatir la colitis.Colitis 1

También puedes consultar: Colitis ulcerosa puede casuar pérdida del apetito

  • Sábila. El jugo de esta planta ayuda a sanar la mucosa del colon y promueve la desinflamación, por eso es un buen remedio casero para dejes atrás la colitis.
  • Linaza. Deberás colocar a remojar las semillas de linaza en una taza de agua durante toda la noche. Al día siguiente, cuela la bebida y tómala por la mañana. ¡Te sentirás mucho mejor!
  • Zanahoria. El jugo de esta verdura es un excelente remedio casero para la colitis, gracias a su gran acción antiinflamatoria. Procura tener este alimento en tu refrigerador, el cual te ayudará a reforzar tu sistema inmune.Colitis 2

También puedes consultar: Evitar la automedicación para aliviar colitis ulcerosa

  • Manzana y lechoza o papaya. Estas frutas ayudan a aliviar la colitis. Lo que deberás hacer es licuar dos rebanadas grandes de papaya o lechoza con el jugo de un limón y un vaso de jugo natural de manzana. Bebe de inmediato y de preferencia en ayunas.
  • Té de manzanilla. Esta flor es un excelente antiinflamatorio, por lo que es un remedio ideal para la colitis. En una olla pon a hervir una ramas de manzanilla y deja que hierva. Sírvelo en una taza y endúlzalo con miel de abeja.
  • Vinagre de manzana. Moja un paño con vinagre de manzana y ponlo sobre el abdomen. Cubre con un plástico y déjalo por cuatro horas. ¡Sentirás un gran alivio!Colitis 3

También puedes consultar: Tres de cada 10 pacientes con colitis ulcerosa puede progresar a cáncer colon rectal

  • Aceite de ricino. Moja una franela limpia con aceite de ricino y aplícala sobre el abdomen. Cúbrela con una tela y un plástico, y coloca una botella de agua caliente encima. Déjala por una o dos horas. Repite las veces que sea necesario.
  • Acupresión. Con tu dedo pulgar presiona el punto que se encuentra entre los dedos índice y pulgar. También presiona el punto que se encuentra en el abdomen, un poco abajo del ombligo. Mantén la presión en estos tres puntos durante tres minutos.
  • Sales de Epsom. Mezcla dos tazas de sales de Epsom en dos tazas de agua. Se moja una franela con ella y ponla sobre el abdomen. Pon una botella de agua caliente encima y déjala por tres o cuatro horas.

Fuente: Excelsior

Comenta y se parte de nuestra comunidad