Una investigación llevada a cabo por expertos de la Clínica Mayo de Minnesota (Estados Unidos), concluye que las bebidas energéticas aumentan la presión arterial y el estrés en jóvenes adultos sanos. Los participantes de este estudio no tomaban ningún tipo de medicación y no eran fumadores, por lo que los expertos consideran que el consumo habitual de las bebidas energéticas incrementa el riesgo de sufrir enfermedades que afectan a la salud del corazón. También se apunta que si se abusa de las bebidas energéticas aumenta el riesgo de sufrir diabetes, ya que el nivel de azúcar en sangre aumenta con su consumo.

Close-up of a man's hands opening a soft drink can

También puedes consultar: ¿Pueden realmente las bebidas energéticas mejorar la vitalidad de una persona?

Ya hace años que se advierte de los riesgos de abusar de las bebidas energéticas, muchos expertos han pedido que su publicidad y acceso, especialmente a menores de 18 años, se restrinja. En algunos países han llevado a cabo regulaciones que prohíben la publicidad y limitan la venta y distribución, como es el caso de Arabia Saudí o Lituania. Estas prohibiciones se realizaron a partir de la obtención de los resultados de varios estudios que han relacionado el consumo excesivo de bebidas energéticas con problemas del corazón, con la depresión, con la hipertensión, la aparición de convulsiones y palpitaciones. En su momento la OMS (Organización Mundial de la Salud) dio a conocer un comunicado advirtiendo que las bebidas energéticas se podrían convertir en un problema de salud pública si no se regulaba su consumo entre los más jóvenes.

Energy drink

También puedes consultar: Bebidas energéticas y alcohol: mala combinación

El nuevo estudio no hace más que confirmar que existen riesgos para la salud por consumir regularmente bebidas energéticas, para los investigadores, los resultados que se han obtenido son motivo de preocupación y no hacen más que demostrar que es urgente adoptar medidas para proteger la salud de los más jóvenes. Merece la pena recordar uno de los últimos estudios realizados por la EFSA (Agencia de Seguridad Alimentaria de la Unión Europea) sobre el consumo de estas bebidas en relación al contenido de cafeína y que se publicó en mayo del presente año, en él se concluía que uno de cada tres adultos consume bebidas energéticas, lo que nos da una idea de su elevado nivel de consumo. Anteriormente la agencia ya advirtió en otro estudio realizado hace un par de años, que el 70% de la compra de este tipo de bebidas en la UE las realizan los adolescentes.

Fuente: Gastronomía & Cía 

Comenta y se parte de nuestra comunidad