Liberación, sanación, regocijo.

Quien sufre una enfermedad sabe cuánto ansía sentir intensamente estas vivencias: liberarse de la “carga pesada” que les impone el mal que afronta, sanar o mejorar notoriamente su condición y regocijarse por la nueva oportunidad de una existencia mejor.

Terapias sanadoras hay muchas, y muy efectivas. Las que están ligadas a la música son bien conocidas. Y la que desarrolla la Fundación Arsis, a través del canto coral y la ejecución instrumental, es parte de ellas.

“Es una iniciativa muy particular que nació a partir de que me di cuenta de que en muchos de los participantes de las corales que dirigíamos había personas con dolencias, con patologías específicas, algunas incluso degenerativas como la esclerosis múltiple. Esta gente nos decía: ‘desde que yo estoy cantando en esta agrupación mi dolencia o mi patología ha disminuido’”. Así nos cuenta Neleb García, músico, fundadora y Directora de Arsis (Arsis es una palabra ligada al movimiento de la batuta de un director musical. Es la “parte acentuada de un compás»).

ARSIS ENSAMBLE VOCAL ARSIS 2

Ensamble Vocal Arsis

“Nosotros comenzamos a articular este proyecto hace 2 años. Desde ese entonces comenzamos a darle forma a la fundación Arsis, un proyecto que ya estaba andando sin darnos cuenta, porque la gente nos decía ‘tengo psoriasis y desde que estoy haciendo este tipo de actividades me siento cómodo, estoy menos estresado y he notado una mejoría de la enfermedad. Esto me ha ayudado a acercarme a la gente, a socializar, a sentirme mejor conmigo mismo’”, relata la músico.

¿Cómo puede ser posible tales reportes de alivio que algunas personas enfermas afirman que tienen a partir de su inclusión en una agrupación coral?.

“Cantar genera armonía a nivel psíquico y refuerza el sistema inmune para que los enfermos puedan generar capacidades de autosanación”, nos explica la profesora García. “El pulso de la música permite que ciertas enfermedades logren alentarse”, agrega.

Por eso no duda en afirmar que “la medicina es capaz de relacionarse con el mundo musical de manera directa”.

LEA: Musicoterapia: Sonidos que intervienen en la sanación

La fundadora de Arsis dice que en las sesiones de trabajo además de enfocarse en todo lo relacionado con el canto coral, o la ejecución de instrumentos musicales, también complementan con otras actividades formadoras. “Nosotros hacemos desde ejercicios de respiración hasta ejercicios físicos que tienen que ver con el movimiento del cuerpo, con la danza”, señala. Cuenta que, por ejemplo, entre quienes realizan actividades con Arsis hay una señora que sufre de Parkinson. “Y con los movimientos del cuerpo y los ejercicios que damos a nivel rítmico la señora ya no tiembla tanto y habla mejor. Eso es algo que a nosotros nos nutre”.

Gracias a esas satisfacciones  Neleb García dice con orgullo: “somos músicos de alma, más que de profesión”.

Taller de Arsis "Música para la Vida"

Taller de Arsis «Música para la Vida»

Dejándose escuchar y creciendo poco a poco

Arsis está integrado en este momento por 12 personas, entusiastas en dar lo mejor de sí mismos para ayudar a otros y enlazar a seres diferentes a través de la universalidad de la música.

“Nosotros no tenemos en este momento una sede específica. El coro base se reúne en la Universidad Metropolitana, gracias al consentimiento del Director de Cultura Bartolomé Díaz. Lo hacemos una vez por semana para preparar ciertos repertorios para enseñarlos en hospitales, instituciones médicas o en empresas que nos piden una orientación en musicoterapia para manejar el estrés de sus empleados”, dice su fundadora, Neleb García.

“El repertorio es variado, bien sea música popular o música sacra, dependiendo de la exigencia de quienes nos soliciten. También hacemos terapia musical en épocas muy específicas. Por ejemplo, en agosto hacemos talleres para niños y jóvenes que están de vacaciones, y en diciembre nos dirigimos a instituciones médicas para promover nuestras actividades”, comenta.

Ensamble vocal Arsis

Ensamble Vocal Arsis

“Estamos abiertos a la posibilidad de ayudar a todos los que estén en interesados en cantar o expresarse de otra manera, ayudarlos a que con la música disipen las angustias, las dudas que cotidianamente los afectan”, reitera.

Puentes musicales que enlazan almas

La mayoría de las personas ligadas a las actividades de Arsis son adultas y de la tercera edad. “Logramos llegar a un público adulto, de la tercera edad, porque como  sociedad no nos estamos ocupando de ellos y menos con una actividad tan simple como es el canto. Una persona que de pronto sufre de Alzheimer lo pones a cantar un bolero de la época y entonces revive su memoria de la época, comienza a trabajar una serie de sensibilidades que diariamente no las tiene, en su casa no las tiene”, cuenta Neleb García.

Pero eso no minimiza el trabajo que también desarrollan con los niños. “La población de niños y jóvenes es constante. Porque los padres siempre quieren que ellos tengan actividades. Para nosotros, como equipo, la formación coral en la educación resulta sugerente, incluso imprescindible. Se han hecho estudios comparando las habilidades cotidianas entre niños y jóvenes que han cantado en coros o que tienen alguna actividad musical y otros que no; el resultado dice que los primeros desarrollan más habilidades que los segundos”, asegura la profesora musical.

Taller coral de Arsis para niños especiales

Taller coral de Arsis para niños especiales

Añade que “los aportes positivos de la práctica musical en conjunto para las competencias sociales también es muy grande: la expresión de afecto, la inclusión o aceptación social en contra del bullying. La práctica del canto coral repercute en varios momentos de vida de quienes lo practican. Los niños siempre tienen un buen recuerdo de ello”.

LEA: Música para los más pequeños

La formación musical ejecutando algún instrumento también es parte de las actividades de Arsis. “Tenemos dentro de nuestro equipo profesores de cuatro, guitarra, de piano y de flauta dulce para niños”, informa también.

Y, para quienes contemplan lo costoso que es desarrollar este tipo de actividades, Neleb García les contesta que lo más natural, propio e inmediato con que cuentan es con su voz. “Como es bien conocido todos disponemos de una voz tanto para hablar como para cantar. Es un instrumento propio, no amerita ninguna compra de un aparato para usarla”.

“Nosotros enlazamos, somos el puente de emociones de la persona que, por ejemplo, tiene cáncer y se plantea una serie de interrogantes que le generan mucha angustia: ‘¿será que el tratamiento me va a servir?’, ‘¿cómo me veré sin el cabello?’. Todas esas cosas las disipamos a través del canto coral. Porque la voz está muy cerca de lo que tiene que ver con el alma y el corazón”, concluye.

Agradecimiento:

Neleb García, músico. Fundadora y Directora de la Fundación Arsis

Teléfonos: 0412-9610028 / 0414-2139302

Carmen de Mata, secretaria de la fundación Arsis

Teléfono: 0424-1930253

Comenta y se parte de nuestra comunidad