Si estás pasando por estas circunstancias, te sugerimos que reflexiones bien acerca de lo ocurrido y pensar de qué depende que perdones a esa persona que te ha traicionado. Y aunque hayas dicho antes que nunca perdonarías una infidelidad, cuando sucede se puede pensar de forma diferente y pasar por un escenario doloroso donde no se sabría qué hacer.

Muchas personas cometen infidelidad por aburrimiento sexual, curiosidad o por tener sexo con alguien distinto. Sea cuál sea la razón por la que tu pareja lo ha hecho, es una realidad difícil de perdonar y mientras más información tengas, más duro será olvidar todo lo sucedido.

Intentar eludir de todo tampoco es una solución. Lo mejor es hablar de frente con tu pareja sobre las razones,  sentimientos y el futuro de la relación. Si finalmente estás dispuesta a perdonarlo, lo mejor es comenzar la relación desde cero, ya que si no hay confianza lo mejor es finalizar. El rencor y la desconfianza podría convertir la relación en un auténtico infierno.

Si no vas a seguir con tu pareja, lo mejor es que lo perdones indistintamente aunque no sigas teniendo nada con él, ya que alimentar el rencor no es sano para la salud mental y será más difícil superar este escenario.

No debes sentirte culpable de lo ocurrido. Tu no tienes la culpa de que tu pareja sea infiel. Toda persona es responsable de sus propios actos. Tomar esta decisión no es nada fácil, así que hay que pensar lo positivo y negativo de la relación, ten en cuenta tus sentimientos y si podrás volver a confiar en él. Para la mayoría no es fácil continuar la relación con una persona que te ha engañado, pero cada persona debe tomar la decisión que mejor le haga sentir.

También puedes consultar: Emociones son parte importante del corazón 

Fuente: Nosotras

Comenta y se parte de nuestra comunidad