Hay cantidad de personas que creen que correr puede hacerse igual en cualquier terreno: asfalto, grama, arena, montaña. Porque resumen esa acción al mero hecho de desplazar un pie tras el otro a gran velocidad.

Grave error. Más graves aún las lesiones que registrarán en consecuencia.

Concentrémonos en el último caso: correr en montaña.

LEA: Actividades deportivas que puedes realizar en la montaña

1- Hay una mayor peligrosidad, bien sea por lo irregular o empinado del terreno, o por la soledad de la zona, peor aún si no se conoce el recorrido. Por eso es indispensable informar a otras personas por dónde se va a transitar, no desviarse de esa ruta y llevar algún aparato electrónico digital con el que se pueda comunicar (teléfono móvil), además de definir de inmediato la ubicación exacta (GPS).

Infaltable en el equipamiento que el corredor debe cargar es un kit de primeros auxilios, , alguna bebida y barrita energética.

corredora de montaña

2- El terreno genera un desgaste físico mayor. Por eso, en un entrenamiento para correr en montaña debe primar el volumen a la intensidad.

“Las carreras de montaña tienen otras exigencias, originadas por el terreno”, comienza por explicar Ethy Oziel, médico cirujano con especialidad en medicina deportiva. “El terreno de montaña primero tiene subidas y bajadas un poco más empinadas que las que podemos encontrar en la ciudad. Además, esas subidas y bajadas tienen un agregado y es que el terreno es irregular. Entonces ahí hay que manejar la habilidad de la persona de pararse en un solo pie, que tenga un poco más de potencia y resistencia porque las subidas son exigentes; también hay que aprender a usar las bajadas a favor del corredor, porque bajar no es nada fácil”, destaca.

Tal como recomienda que se cumpla en el caso de los corredores de asfalto, Oziel explica que un corredor de montaña debe:

1- Visitar primero a un profesional especialista en medicina deportiva para que le haga una revisión exhaustiva de sus condiciones músculo-esqueléticas y asegure que está en perfectas condiciones para asumir las carreras de montaña propiamente y el entrenamiento adicional.

traumatólogo revisión

2- Cumplir con las tres actividades del entrenamiento adicional:

  • Cross Training o entrenamiento cruzado
  • Fortalecimiento muscular con pesas
  • Clase de yoga o streching para elongar todo el complejo sistema muscular

“Todo eso se trabaja fuera de la montaña, se trabaja en el gimnasio, para que el corredor rinda mejor después en la montaña”, señala la especialista en medicina deportiva.

En verdad, el terreno de montaña exige un mayor trabajo de todos los grupos musculares, y esto es debido a la cantidad de desniveles que se pueden encontrar por las diferentes rutas de montaña.

Esa falta de homogeneidad en el terreno de montaña crea una condición de bastante inestabilidad para los tobillos. Por eso, la pisada debe ser lo suficientemente fuerte como para evitar cualquier tipo de desequilibrio y es necesario cumplir previamente un programa de fortalecimiento de los tendones y ligamentos del tren inferior, además de haber practicado ejercicios de propiocepción (que ayuden al corredor controlar cualquier tipo de desequilibrio consecuente de alguna mala pisada).

zapatos corredor de montaña

3- Calzado deportivo específico. Si bien el zapato deportivo debe escogerse según el tipo de piso donde se correrá, asfalto o para montaña, a los corredores que se inician en esta disciplina deportiva y que escogen carreras en montaña, la especialista les indica el tipo de zapato según una estrategia particular: “Yo les prescribo un zapato de asfalto para que lo utilice en la montaña. Cuando ya tenga tiempo y esté listo, y ya tenga suficientes meses dedicado a esto, que se compruebe que no se va a retirar, que no lo hace por moda, entonces es cuando les mando el zapato para montaña”.

En general, los zapatos para correr en montaña deben ser reforzados, con un buen relieve en la suela, estables y más resistentes de lo habitual.

4- Descanso y nutrición de calidad. “Como los trayectos de montaña son un poco más largos, la estrategia nutricional es muy importante porque hay que indicarle a la persona, para que rinda ese tiempo prolongado, que cada tanto tiempo se coma algo específico, o lo beba, para que reponga electrolitos o azúcares”, señala Oziel.

LEA: ¿Por qué es importante la hidratación en la montaña?

corredor de montaña

5- Vestimenta adecuada. En cuanto al cuidado por factores ambientales, “siempre se tiene que colocar protector solar y usar ropa adecuada como la llamada “dry-fit”, la cual aísla el sudor y así se evita estar constantemente mojado”, dice Ethy Oziel.

Ciertamente, en montaña se puede encontrar un clima hostil, diferente e inesperado. Por eso, el atleta debe asesorarse muy bien antes con el informe meteorológico, para tomar previsión de lo que pueda esperar. Además de preparar muy bien la vestimenta y otros accesorios según cualquier cambio de temperatura.

Ahora bien, nada de este acondicionamiento, advertencias y deseos de cumplir la ruta de montaña podrán ser realidad si no se parte del hecho de que el corredor de montaña debe demostrar disciplina y constancia.

“Un hábito se crea en 66 días. Hacen falta 66 días haciendo la actividad para que se pueda decir que esa persona la va a seguir realizando el resto de su vida”, destaca Ethy Oziel.

“Hasta que la persona no cumplió más o menos los dos meses, que muestre que está corriendo con disciplina, sin excusas para dejarlo, no le recomiendo que se compre la ropa y demás implementos”, resalta.

Agradecimientos:

Dra. Ethy Oziel, médico cirujano con especialidad en medicina deportiva

@ethyoziel

Consultorio: Physia

Teléfono: 0212-7304858

Correo: ethyo@hotmail.com

Fuente: foroatletismo.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad