Johnny Depp es un hombre con un semblante duro, pero hay temas que le llegan al corazón, como la salud de su hija Lily Rose. En una entrevista con Graham Norton el actor le fue preguntado sobre sus labores altruistas, como las visitas que hace a los hospitales de niños y recordó cómo vivió en carne propia dramáticos tiempos junto a su familia con la enfermedad de su hija.

“Después de lo que ocurrió con mi hija, hacerlo (recorrer hospitales) se volvió más importante. Los niños, benditos sean, son fuertes, muy valientes, pero los padres son los que mueren de a poco. Y ser capaz de llevarles un poco de alegría, aunque sea una sonrisa, a esas personas significa el mundo para mí”.

En 2007 Lily Rose, la hija que el actor con la cantante francesa Vanessa Paradis, fue diagnosticada con una infección por la bacteria E. coli, la cual se contagia usualmente por tomar agua contaminada o comer alimentos en mal estado, cómo carne sin la cocción adecuada o leche sin pasteurizar.

La bacteria le causó un fallo renal que puso su vida en peligro y por ello pasó más de nueve días hospitalizada. Sus padres no se separaron de ella en ningún instante. “He pasado por episodios oscuros en mi vida, pero ese fue el más sombrío de todos”. Inclusive, la filmación de la película Sweeney Todd se detuvo unos días porque él quería estar cerca de su entonces esposa y su hija.

Afortunadamente, esos tristes recuerdos han quedado atrás y ahora padre e hija están mejor que nunca. La hermosa joven tiene 16 años y es una de las llamadas it girl. En sus redes sociales posee muchos seguidores y las mejores casas de moda la quieren en sus filas para que modele exclusivos diseños sobre las pasarelas.

“Tiene cientos de followers en las redes sociales y parece que a todos les ha cogido por sorpresa. Pero no a mí. Yo ya lo sabía porque ella me lo cuenta todo –no tiene miedo de contarme nada–. Tenemos una relación muy estrecha y esto muy orgulloso de que sea así. Haga lo que haga, si necesita mi consejo, estoy aquí para ella”, narró el famoso actor al periódico Daily Mail.

Fuente: Hola