Aunque no es la parte del cuerpo que más cuidamos, la salud de nuestros oídos es trascendental y algunos hábitos cotidianos, como usar cascos, podría perturbarla.

Los audífonos son innegablemente la iniciativa más cómoda para disfrutar de nuestra música, series o películas sin molestar a nuestro entorno y con la máxima discreción. No obstante, se trata de una costumbre que podría traer resultados para nuestra salud auditiva si no la llevamos a cabo con moderación y manipulando el equipo apropiado.

Usar audífonos con un volumen muy elevado, fundamentalmente cuando estamos en un entorno con mucho ruido, podría originar a largo plazo problemas auditivos así como lesiones en el tímpano, por eso los especialistas recomiendan que:

  • Controles el volumen: si lo elevas demasiado y posees esto como hábito cada día, la salud de tus oídos peligra, fundamentalmente en el ámbito de la calidad de audición a mediano y largo plazo.
  • No los uses en exceso: esencialmente si trabajas o estás en un ambiente con mucho ruido y sueles escuchar tu música a 90 decibelios o más. La recomendación es 20 horas semanales con audífonos, pero si usas mucho más entonces asegúrate de moderar el volumen.
  • Regules el tiempo de uso: y es que es preciso descansar un poco los oídos, por eso evita tenerlos puestos todo el día y elige por oír música o ver tus pelis preferidas sin audífono cuando estés en casa o en un ambiente sin ruido, tus oídos te lo agradecerán.

También puedes consultar: La pérdida de la audición crece con los años

Fuente: Nosotras

Comenta y se parte de nuestra comunidad