El running es un tipo de ejercicio en el que algunas partes del cuerpo pueden verse afectadas gracias al constante impacto de tus articulaciones contra el suelo. Una de las zonas que menos ejercitan los runners, pero que más problemas suele dar, es la columna.

Al tiempo se pueden producir molestias que, si no se tratan, pueden dificultar mucho el ejercicio. Por eso te invitamos a leer el siguiente artículo. Runners 1

También puedes consultar: Tronco y columna: su importancia en nuestro rendimiento físico

Los abdominales. Aunque los abdominales sirven principalmente para trabajar la zona de tu vientre, también pueden ser muy útiles para fortalecer la parte baja de tu columna, que sufre mucho durante el running. Para actuar sobre esta zona, debes realizarlos con la espalda completamente pegada al suelo y únicamente contrayendo los abdominales, de manera que tu zona lumbar se fortalezca. No olvides controlar tu respiración tomando aire y expulsándolo cuando realizas la subida. Realiza dos series de 20 repeticiones cada una.

Las hiperextensiones. Otro ejercicio con el que puedes contribuir a fortalecer tu columna son las hiperextensiones. Hay dos maneras de hacerlas. Por una parte, si acudes al gimnasio existe una máquina que es ideal para hacer este tipo de ejercicios. Consiste en un aparato en el que enganchas los pies estando boca abajo y llega hasta la altura de tu cintura, de manera que te puedes estirar y doblar sin problemas. Si optas por esta alternativa, debes tener en cuenta que tu espalda debe estar recta durante todo el ejercicio. Debes notar cómo se tensiona la zona baja de tu espalda. Las manos puedes colocarlas o en el pecho o en la cabeza, lo que te sea más cómodo. El ejercicio consiste básicamente en doblar y estirar tu cuerpo a la altura de la cintura, de manera que tu zona lumbar se vaya fortaleciendo. Puedes hacer dos series de 20 repeticiones. La otra posibilidad es realizar el ejercicio sobre una colchoneta o esterilla. Para eso, debes tumbarte boca abajo con los brazos y las piernas estirados y manteniendo tu cuerpo recto. A continuación levanta lentamente una pierna y el brazo contrario, es decir, pierna izquierda y brazo derecho o viceversa. Aguanta unos tres segundos en esa posición y vuelve lentamente al principio, cambiando de brazo y de pierna.Runners 2

También puedes consultar: El Baloncesto puede lesionar la columna y la cadera

Fuente: Hola 

Comenta y se parte de nuestra comunidad