El virus Zika está presente en nueve países de América, según la Organización Mundial de la Salud. Si bien sus síntomas son similares a los del dengue y el chikungunya, en Brasil se han relacionado los casos de virus Zika con la microcefalia, la enfermedad de las cabezas pequeñas en recién nacidos.

En mayo se registraron los primeros casos en Brasil, y durante el resto del año, la OMS ha reportado la aparición de infecciones en Panamá (3 casos), Paraguay (6 casos), México (3 casos) y Venezuela (7 casos), que se unen a la lista de países afectados desde antes por este virus: Guatemala, El Salvador, Surinam y Colombia.

Lea: Zika en Venezuela

La recomendación de la OMS es «preparar los sistemas sanitarios en todos los niveles» ante un posible empeoramiento de la situación, lo que implica sobre todo controlar la proliferación de mosquitos y mejorar las estrategias de comunicación con la población.

Usualmente el virus Zika se presenta con fiebre, dolores musculares y salpullidos, moderados. Sin embargo, investigaciones recientes apuntan a que existe una relación entre este virus y malformaciones en recién nacidos, así como a complicaciones neurológicas y autoinmunes.

Lea: OPS pide tomar medidas contra virus Zika

¿De dónde proviene el virus Zika?

El bosque de zika, en Uganda, fue el escenario donde, en el año 1947, se descubrió por primera vez este microbio. En 1954 se detectó a una persona infectada con él en Nigeria, y años después ya se trataba de un microorganismo habitual de múltiples países africanos y asiáticos, aunque no se detectaban muchos casos.

La situación cambió en 2007, cuando llegó al Pacífico en forma de un brote que dejó 180 infecciones en Micronesia. En 2013 se produjeron 28.000 infecciones en la Polinesia francesa, y de allí saltó a otras islas, como Nueva Caledonia, Islas Cook e Isla de Pascua.

 

Fuente: ABC.es

 

Comenta y se parte de nuestra comunidad