Si lo que buscas es calmar el hambre, que suele atacar a media mañana o media tarde, de una forma nutritiva y sin que esto signifique aumentar de peso, Arturo Pardo, nutricionista del Instituto Nacional de Salud de Perú, te ofrece algunas opciones.

“El objetivo de las entre comidas, es saciar el hambre para así mantener activo el metabolismo de nuestro organismo para evitar ganar peso. Otra cosa importante es el tiempo entre una comida y otra que debe ser como máximo tres a cuatro horas”, relató el especialista.

La alimentación de estas dos comidas debe ser ligera y rica en fibra como un plato mediano de ensalada de verduras cocidas o crudas que puedes acompañar con atún,  huevo sancochado o pollo desmenuzado.

healthy breakfast

“Engaña al organismo”

Del mismo modo puedes elegir por una ensalada de frutas con un vaso de yogur de preferencia light. Lo importante es saber engañar al organismo hasta que llegue la próxima comida.

Si gustas algo de proteína se puede comer un sándwich (tostada, pan integral o pan pita), con queso fresco, atún, huevo cocido o aceituna (3 a 4 unidades). “También puede ser un choclo sancochado con queso fresco (40 gr). Si no hay mucha hambre solo medio choclo”, expresó Pardo.

Otra recomendación sería una papa (50 gr.) sancochada con un huevo. A discrepancia de la papa frita, aporta pocas calorías. “Puede ser también una porción de cebiche o un platito de solterito”, añadió.

Si le faltó tiempo para hacer alguna de estas preparaciones, elige por una fruta como manzana, plátano o piña.

También puedes consultar: Alimentos ¿Cómo afectan las emociones?

Fuente: Elpopular

Comenta y se parte de nuestra comunidad