Los saltos de caja son un tipo de ejercicio pliométrico, los cuales son muy útiles para quemar grasa e incrementar la potencia y fuerza muscular. Se pueden ejecutar con cajas de 30 centímetros hasta un poco más de 1 metro. Lo ideal es iniciar con una baja y luego ir aumentando la altura progresivamente. Utilice zapatillas con buena amortiguación y fíjese bien que las superficies donde saltará sean antideslizantes.

Posición correcta y técnica de realización:

Salto

Se debe estar de pie frente a la caja en posición recta, las manos y rodillas ayudarán en el impulso. Llevando manos hacia delante, con los codos flexionados, se desciende como para ejecutar una sentadilla, doblando levemente las rodillas. Saltar con toda la potencia aterrizando en el borde de la caja. Luego se llevan las caderas hacia delante, adoptando la posición inicial del cuerpo.

Descenso
Opción 1:

Flexionando levemente las rodillas, descender con un salto hacia atrás. Se debe tener especial cuidado de aterrizar primero con la punta de los pies y luego los talones, doblando las rodillas al caer para una mejor amortiguación y prevención de lesiones. No olvidar regresar a la posición original enderezando la cadera.

Opción 2:

Bajar primero un pie y luego el otro, sin saltar. Si se elige esta opción es importante alternar los pies en cada descenso. Al bajar ambos pies enderezar la cadera retomando posición inicial.

Errores comunes del Salto de caja:
  • No realizar el movimiento completo, es decir, al saltar sobre la caja no enderezar la cadera y lo mismo al descender.
  • No flexionar las rodillas lo suficiente al descender con salto.
  • Al descender con un salto caer sobre los talones en vez de la punta de los pies o con el pie completo. Esto causa lesiones.

También puedes consultar:  Crossfit: un sistema completo de entrenamiento

Fuente: Abdominales.cl

Comenta y se parte de nuestra comunidad