La falta de sexo puede originar mal humor o depresión si se trata de una abstinencia no deseada.

Ya sea que tengamos una pareja estable, ocasional o no tengamos ninguna, todos podemos pasar por épocas de sequía. En esos casos, es interesante saber qué sucede cuando nos privamos de tener sexo y cómo afecta esto nuestro bienestar. Estos son algunos de los cambios que le pueden ocurrir a tu cuerpo, según un estudio publicado por el diario El País.

  1. La falta de sexo consigue repercutir en el estado de ánimo, pudiendo producir mal humor o en algunos casos depresión cuando se trata de alguien que desea conservar relaciones sexuales pero no puede practicarlas.
  2. Dejar de tener sexo logra ser una consecuencia de la mala percepción que poseemos de nosotros mismos y nuestra autoestima. Esto lleva a un estrés postraumático que se vincula con la obesidad.

3.Hay estudios que atañen la vida sexual satisfactoria con una mayor longevidad, otros apuntan que tener sexo dos veces por semana o más disminuye la incidencia de problemas en el corazón.

¿Qué le ocurre a tu cuerpo después de un mes sin sexo?
  1. El sexo (acompañados o en solitario) igualmente aporta su cuota de bienestar en nosotros. Durante el orgasmo producimos oxitocina y endorfinas que nos ayudan a tener un sueño más placentero e, inclusive, disminuir nuestros niveles de estrés.
  2. Hay igualmente la necesidad de sentirse deseado. En una pareja, la abstinencia sexual lleva a dificultades de comunicación y desencuentros afectivos.
  3. Sea cual sea tu caso, siempre hay una luz al final del túnel así que recuerda que cualquier consecuencia es reversible.

También puedes consultar: Sexo primitivo ¿Es más excitante?

Fuente: Elcomercio

Comenta y se parte de nuestra comunidad