Los profesionales sanitarios se han convertido en socios claves para ayudar que las personas VIH positivo puedan mantener una vida sexual saludable y segura. Ellos son los encargados de proporcionar consejos sobre cómo protegerse de las enfermedades de transmisión sexual (ETS), dónde y cómo realizarse pruebas para detectar infecciones actuales, ayudarlo a tratar otros temas como la disfunción eréctil, monitorear su carga viral para asegurar que siga siendo indetectable (baja), proporcionar asesoramiento sobre métodos de planificación familiar, e incluso ayudarlo a entablar un diálogo entre el paciente y su pareja. doctor with female patient

Involucra a tu pareja
Es importante que los pacientes puedan hablar su pareja (s) acerca de su estado de VIH, no importa si se está  en una relación casual o en una relación de compromiso a largo plazo.

También es importante hablar sobre el estado de su pareja respecto al VIH (si es positivo o negativo) y si él o ella tiene alguna enfermedad de transmisión sexual (ETS). Si usted es VIH-positivo y su pareja es VIH-negativo, tenga en cuenta que hay actividades sexuales en las que usted puede participar con seguridad.

Usted y su pareja deben determinar qué conductas y prácticas sexuales de prevención se van a utilizar en su relación (y fuera de ella si no son monógamos). El objetivo de esta comunicación es que ambos se mantengan sanos y libres de infecciones nuevas.

VIH 2Prevención de la transmisión del VIH
Tener VIH (ser positivo) no significa que usted automáticamente infectará a su pareja (s), o que usted no puede tener una relación sexual satisfactoria. Solo significa que deberán adoptar prácticas sexuales para proteger a su pareja (s) y usted mismo.

Fuente: GeoSalud

Pero mejor que sea el Sexólog Gerardo Jiménez, quien explique cómo lidiar con esta condición y lograr vivir una vida normal.

Comenta y se parte de nuestra comunidad