Comprobado científicamente, la música puede al mismo tiempo que deleitar, mejorar la condición de salud de muchas personas enfermas. De ahí nace la «musicoterapia», tratamiento usado desde la misma antigüedad y que hoy en día representa una importante alternativa para la sanación de los pacientes.

En Venezuela existen muchas individualidades y fundaciones dedicadas a la aplicación de la musicoterapia. Una de ellas es la Fundación Arsis, cuyo objetivo es «la difusión del canto coral con fines terapéuticos, dice su creadora», la músico Neleb García.

«Todas las personas con cualquier dolencia crónica, emocional o física, puede recurrir a la música, ya que el cantar, el hacer música alivia los dolores. Hay diversidad de géneros y cada persona escoge el que más le gusta, el que prefiere, y se sienten bien con este», dijo por su parte Carolina Rubio, integrante del ensamble de canto coral «Arsis».

«El canto coral brinda muchos beneficios ayudando en el ánimo, el optimismo de la persona; también ayuda en la integración y socialización de las personas», añadió Yajaira Padrón, otra integrante del ensamble de canto coral «Arsis».

 

Comenta y se parte de nuestra comunidad