Parece un contrasentido. Si lo que quieres es “desacelerarte“, ¿cómo vas a hacerlo rápidamente? ¿Frenando en seco, quizás? No exactamente, aunque en algún caso podría servir…Relajación 1

También puedes consultar: Técnicas de relajación para reducir la ansiedad

Imagina que, precisamente ahora, no tienes práctica con ninguna técnica de relajación progresiva, como ésta de Jacobson, ni tiempo para comenzar con ella. Aunque déjame decirte que sería estupendo practicar algo así en períodos en los que estas acosados por las presiones, porque treinta minutos diarios te inmunizarían contra el estrés.

Hoy te contaremos algunos truco rápidos para relajarte, que no requieren de práctica. No son tan completos y eficaces como una relajación progresiva, pero pueden ayudar.

También puedes consultar: Técnicas de autorelajación para vivir más y mejor

yoga class¿Preparado para la “relajación exprés“? Allá vamos…

  • Desayunar avena (tiene propiedades relajantes). Se puede acompañar con fruta del tiempo y frutos secos.
  • Mover los labios curvándolos hacia arriba. Sí, eso. Sonreír. Ese gesto que puede parecer intrascendente transmite al cerebro un mensaje similar a: “Todo va bien.”
  • Antes de dormir, meter los pies en agua calentita durante cinco minutos.
  • Dejar de hacer varias cosas a la vez. ¿Qué es eso de planchar mientras se habla por teléfono y se vigila la comida de la cocina? De acuerdo. A veces no hay más remedio, pero hay que tratar de que sean pocas veces.
  • Respirar bien (inhalar-exhalar). Cuando se está apresurado o tenso, se retiene más el aire sin que uno se de cuenta. Eso mismo produce malestar.

También puedes consultar: La relajación también se puede hacer bajo el mar

Fuente: Tus Buenos Momentos 

Comenta y se parte de nuestra comunidad