Una mascota no esterilizada puede tener todos los síntomas de una futura mamá sin estar gestando, algo conocido conocido como embarazo psicológico.Perritas

También puedes consultar: ¿Es mejor que esterilices a tu mascota?

El veterinario Pancho Cavero explica que se trata de una alteración que se presenta después del celo y que incluso la mascota puede desarrollar comportamientos maternos, como adoptar algún trapo o muñeco que cuidará y protegerá como si fuera su cría. También pueden tener hinchazón leve de las mamas o hasta abundante producción de leche.

Otras alertas del embarazo psicológico es el aumento de peso y apetito, la búsqueda de un lugar donde armar un nido, hacer pozos en el jardín, escarbar y rascar el piso, temor, llanto, inquietud, irritabilidad y vómitos.

Si tu perrita presenta un embarazo psicológico, no te preocupes pues es normal. El veterinario Max Delgado comenta que este desbalance hormonal es pasajero y suele durar entre dos y tres semanas. Pero debes estar alerta. Su salud podría complicarse si produce abundante secreción láctea, pues corre el riesgo de tener mastitis.Perritas 1

También puedes consultar: ¿Se le cae el pelo a tu mascota? Conoce las causas

Si esta situación se presenta seguido, es posible que el veterinario te recomiende la esterilización quirúrgica o terapia hormonal para evitar complicaciones.

Fuente: Viú 

Comenta y se parte de nuestra comunidad