La iridiología es el estudio de las alteraciones del iris, en correspondencia con los órganos del cuerpo. En el transcurso de los años numerosos estudiosos se han dedicado al estudio sistemático de las otras partes del ojo, como la esclerótica y su vascularización (la esclerótica para los profanos es el «blanco del ojo») intentando siempre relacionar las alteraciones de dichas partes con enfermedades o problemas en los demás órganos. La historia de la iridiología se inicia en Occidente con el médico y filósofo griego Hipocrátes de Cos (460-377 a. de C.), considerado descendiente directo del divino Esculapio, fundador de la ciencia médica occidental.Iris 1

También puedes consultar: Aromaterapia: Relajate con ricos aromas

Durante siglos la ciencia iridiológica fue una enseñanza secreta; en el arte pictórico del Bosco que vivió entre 1453 y 1516 y que fue mago y alquimista, se han hallado indicios y textos raros referentes a ésta enseñanza, que solo podía obtenerse oralmente o a través del estudio de los antiguos.

La iridiología moderna nació gracias al médico húngaro Ignaz Von Péczely de Budaspest (1826-1911), que en 1873 publicó en lengua magiar el primer libro sistemático sobre iridiología. Peczeley consiguió demostrar, estudiando numerosos casos clínicos, que existían relaciones concretas entre ciertas enfermedades y determinadas partes del iris.

Peczely describe la observación casual que le llevó a intuir la relación existente entre el iris Y los demás órganos del cuerpo de ésta manera: «cuando era niño, mientras intentaba cazar una lechuza, le rompí sin querer una pata; al día siguiente pude constatar la aparición de una ancha fisura negra en su iris».Iris 2

Más adelante Peczely estudió medicina sin dejar nunca de realizar observaciones en el iris de sus pacientes; sin embargo, cuando empezó a dar conferencias sobre este tema para sus colegas médicos; no obtuvo más que burlas y sarcasmos. En 1873 publicó su primer libro iridodiagnosis y en 1886 apareció un artículo suyo en una revista homeopática que dio inicio a una exitosa relación entre la iridiológía y homeopatía, la cual ha llegado hasta nuestros tiempos.

También puedes consultar: Qué es la Aura Soma

La observación del iris no sólo es útil para los médicos y el diagnóstico de enfermedades, sino que también a través de la misma cualquier terapeuta puede hacer un análisis de las diversas marcas que el iris presente y llegar a conocer como se encuentra la energía vital del individuo y cada uno de sus órganos. Debido a que nuestro cuerpo físico está interrelacionado con nuestro cuerpo de energía, todo lo que esté afectándonos físicamente también lo hará en nuestros centros energéticos y meridianos. El diagnóstico del Chi por el iris pretende aunar un sistema de observación tan moderno y preciso como la iridiología con otro milenario e igual de exacto como el Diagnóstico Oriental, para dar a conocer el estado y nivel de circulación de la energía vital en el cuerpo y los órganos de los individuos.

Fuente: Mantra

Comenta y se parte de nuestra comunidad