No hay mejor forma de añadir ese toque de glamour Hollywoodiense a cualquier look que aplicando un buen labial rojo a tu boca. Tanto si buscas un acabado de aspecto vintage, como si simplemente quieres complementar un look de ojos menos recargado. Sin embargo, el rojo no es el tono más fácil de trabajar, ya que se necesita algo de precisión para que el color quede en su sitio. La buena noticia es que siguiendo unos sencillos trucos y practicando en casa, en muy poco tiempo serás capaz de manejar la barra de labios como si fuera un apéncide más de tu cuerpo. Labial rojo

También puedes consultar: Trucos para maquillarte los labios

Lo primero que tienes que hacer es elegir bien la tonalidad de rojo que vas a usar. Existen labiales rojos con un subtono cálido, que tiran más hacia los marrones y anaranjados, y los que tienen un subtono frío, más azulado.

¿Te preguntarás cuál es el tuyo? Lo primero a tener en cuenta es el color de tus dientes. Si el café, el tabaco ha hecho que tus dientes tiendan a amarillear, siempre debes optar por las tonalidades de rojo frías, ya que visualmente parecerán más blancos. Es importante que tengas en cuenta el subtono de tu piel, que también puede ser frío o cálido.

Labial rojo 1Otro aspecto importante a tener en cuenta es la precisión en el trazo, por lo que te recomendamos que te hagas con un pincel de labios que te facilite el trabajo. Por último, a la hora de maquillar unos labios rojos, es vital aprender a controlar la cantidad de producto que aplicamos, y retirar cualquier exceso. Así evitas que con el paso del tiempo los dientes acaben manchados de rojo.

También puedes consultar: Labial ¿Cuál usar?

Pasos a seguir:

  1. Con los labios limpios coloca un pañuelo de papel sobre tus labios y aplica sobre ellos con una brocha un poco de polvo suelto, la idea es crear una base antes de aplicar el labial.
  2. Luego aplica una capa de corrector en el contorno de los labios para evitar errores. Para tener una mayor precisión, utiliza un pincel de labios y el dorso de tu mano para aplicar el labial, en lugar de hacerlo directamente del pintalabios.
  3. Comienza aplicando el labial por el centro del labio y ve aplicando poco a poco el producto. Sigue la forma natural de tus labios al perfilarlos y concentra siempre el color en la zona central de tus labios.
  4. Con un pañuelo limpio presiona tus labios para eliminar el exceso de producto y aplica una nueva capa de color. Repite el proceso y termina aplicando una nueva capa de polvos traslúcidos como hiciste en el paso 1.

Fuente: En Femenino 

Comenta y se parte de nuestra comunidad