La grasa localizada es un preocupación tanto estética como de salud, ya que entre otros es un factor de riesgo de problemas coronarios. Te planteamos un plan quemagrasas, con los mejores ejercicios para combatirla. Ejercicios para activar el metabolismo, fortalecer las piernas, definir los músculos, tonificar los músculos y, sobre todo, eliminar las antiestéticas y temidas cartucheras. El ejercicio físico es, junto a una dieta sana y equilibrada, la mejor manera de cuidar nuestra figura y olvidarnos de la grasa localizada.

Tan sencillos como efectivos. El plan que te proponemos para suprimir la grasa localizada puedes hacerlo inclusive en tu casa. Una tabla de ejercicios a la que, como mínimo, hay que dedicarle 15 minutos seguidos al día, para quemar grasa y no solo líquidos y azúcar. La constancia es la clave, ya que a partir de la tercera semana empezarás a notar los cambios. Es recomendable ejecutar los ejercicios al menos 4-5 días a la semana, y los días de descanso evitar el sedentarismo con algunos sencillos estiramientos o dando un paseo.

La grasa se acumula fundamentalmente en la zona abdominal y en la cintura. Al mismo tiempo de antiestética, el exceso de grasa puede ser un riesgo para la salud, ya que nos hace más vulnerables a padecer problemas de colesterol, hipertensión, diabetes, problemas coronarios u sobrepeso. Vamos a ver cómo combatirla con una tabla de ejercicios quemagrasas.

Calentamiento de piernas

Ejercicio para activar el metabolismo por la mañana y comenzar a quemar grasas desde primera hora. De pie, con la pierna derecha atrás (una zancada, aproximadamente), reunimos el pie que queda detrás con el delante en balanceos cortos y rítmicos. A la vez, movemos los brazos flexionando y estirando para tratar de mantener los codos pegados a la cintura.

Hacer 8 repeticiones con la pierna derecha y otras 8 con la izquierda. Otro ejercicio, parecido al anterior, es flexionar la rodilla y subir la pierna que queda atrás cada vez que se reúne con la queda delante. Abre los brazos en cruz y vuelve a pegar el cuerpo de forma rítmica al subir la rodilla.

Abdominales

Un ejercicio ideal para luchar con la grasa de la tripa y para fortalecer la zona lumbar. Para los abdominales superiores, nos tumbamos boca arriba con la zona lumbar pegada al suelo y flexionando las piernas con un palo por debajo por debajo de las rodillas. Inspiramos y, al expirar, despegamos los hombros del suelo sin tirar de la espalda ni del cuello. Conservar en alto con el abdomen contraído mientras inspiras y espiras 8 veces. Hacer tres serias completas.

Para los abdominales inferiores, en la misma postura contraemos el abdomen mientras despegamos las caderas del suelo llevando los pies hacia el techo como si nos balanceáramos. Tiramos levemente del palo con las manos para facilitar el movimiento de elevación de la cadera, aunque recuerda que es la contracción abdominal la que favorece el movimiento. Hacer series de 8 repeticiones.

Sentadillas

Es significativo trabajar la zona de las piernas para que la silueta gane equilibrio. La sentadillas son un ejercicio sencillo y eficaz: De pie, adelantamos la pierna derecha, dejando el tronco en línea con las caderas. Apoyándonos en un palo de escoba, con los brazos alineados con los hombros, doblamos el tronco hacia delante y flexionamos la rodilla de la pierna avanzada como si estuviéramos haciendo una reverencia. Hay que conservar el abdomen apretado y el cuerpo recto.

Caderas

Para terminar con el exceso de grasa en las caderas –cartucheras- adopta ejercicio aeróbico y de tonificación. Tumbada sobre el lado izquierdo, deja el brazo apoyado en el suelo para sujetar bien el cuerpo y pasa el derecho apoyando la mano por delante del pecho para no inclinarte ni hacia delante ni hacia atrás. Deja las dos piernas semiflexionadas y juntas y desde ahí empieza a subir la pierna que queda por encima (la derecha), manteniendo el control sobre todo tu cuerpo. Haz 8 elevaciones de la pierna derecha.

Otro ejercicio: en la misma postura flexiona y estira la pierna que queda por encima llevando la rodilla hacia el pecho sin olvidar contraer el abdomen. Haz 8 flexiones de pierna, evitando movimientos bruscos. Repite los dos ejercicios con la otra pierna.

También puedes consultar: Ejercicios que deberías realizar todos los días

Fuente: Ellahoy

Comenta y se parte de nuestra comunidad