La vesícula biliar es un órgano esencial para llevar a cabo una buena digestión. Si bien es cierto que muchas personas hacen vida más o menos normal sin este órgano, vale la pena conocer un poco más su funciones para cuidarlo y atender su salud.

Problemas como la inflamación o las piedras en la vesícula son las dos dolencias más comunes. Es entonces cuando la bilis deja de llega de forma adecuada, y cuando ya no digerimos tan bien las grasas en el intestino delgado.Auyama 1

También puedes consultar: 5 remedios con azafrán o kesar para la piel

Cuando un cálculo bloquea este conducto, la bilis se acumula y aparece la inflamación y la infección. Las personas con diabetes también deben prestar mucha atención a su vesícula, de ahí que valga la pena tener en cuenta estos sencillos consejos.

Son muchos los nutricionistas que la recomiendan para reducir el colesterol y favorecer, además, la pérdida de peso. Este puré te va a aportar un alto nivel de vitamina A, uno de los antioxidantes más poderosos que existen. Gracias a este elemento cuidas de las mucosas del intestino, hígado y vesícula biliar, a la vez que reduce infecciones y te ayuda a luchar contra el cáncer.

También es una excelente fuente de compuestos naturales como los flavonoides, los beta-carotenos, la criptoxantina o la luteína. La auyama es una fuente muy interesante de vitaminas del grupo B, muy necesarias para la salud de los órganos y para nutrir las células protegiéndolas de agentes tóxicos o nocivos.Auyama 2

Los nutricionistas recomiendan el consumo de una taza de auyama cocida al día en caso de sufrir inflamación de vesícula. Con una sola taza cubres el 100% de las necesidades diarias de vitamina A, el 20% del cantidades diarias de vitamina C, el 10% o más de la vitamina E, riboflavina, potasio, cobre y manganesio.

También puedes consultar: Remedios naturales para las parasitosis intestinales

Receta de puré de auyama y zanahoria

Ingredientes: 
500 g de calabaza.
2 zanahorias.
100 g de ajo porro.
50 g de cebolla.
¼ de litro de agua.
Una pizquita de pimienta blanca.
1 cucharada de aceite de oliva virgen extra.
1 ramita de perejil.

Preparación:

Lo primero es limpiar bien las zanahorias y el ajo porro. Luego corta estilo juliana estos dos productos.
En una sartén, procede ahora a pochar el ajo porro y la cebolla con un poquito de aceite de oliva. La idea es preparar una crema con un sabor más intenso e interesante.
Pela la auyama y corta en cuadraditos pequeños. Haz lo mismo con las zanahorias para que la cocción pueda llevarse a cabo de una forma más sencilla.
Una vez que tengas ya cocidas las hortalizas deja reposar unos 10 minutos. Pasado ese tiempo, ya puedes pasar todos los ingredientes por la batidora.
Añade la zanahoria y la calabaza, junto con el ajo porro y la cebolla. Obtén una crema bien finita y sin grumos. A la hora de servirla puedes acompañarla con unas hojitas de perejil o de menta.

Fuente: Mejor con salud 

Comenta y se parte de nuestra comunidad