Cuando se trata de darle afecto a los hijos muchos padres son pródigos, profundos, originales, pero ¿existe lo “adecuado” y lo que no lo es, en las muestras de cariño y de confianza entre papás y niños? ¿cuál es el límite?Besos 1

También puedes consultar: Niños con mala alimentación poseen mayor riesgo de enfermedades

Consultamos a un grupo de expertas psicoterapeutas y estas fueron sus recomendaciones:

  • ¿Besar o no besar? La práctica podría afectar al niño tanto física como psicológica. Que un papá le dé besos en los labios a su niño «podría generar una confusión al pequeño» del tipo ¿por qué mi papá y mi mamá se besan en los labios y yo también?, explica Martha Crosby, presidenta del Instituto Peruano de Psicología de la Salud e Investigaciones Psicosociales (IPPSIP). Aunque los niños a esa edad tiene sobre todo sensorialidad, es decir, no van a detectar el significado sexual como adultos, le podríamos ir transmitiendo que besar en los labios se puede hacer con cualquiera, asegura María Emilia Filomeno, directora del Centro de Desarrollo Asesoría Psicosocial (CEDAPP)
  • Mis papás lo hacían conmigo y no pasó nada. No podemos recurrir a la autorreferencialidad para sustentar un punto de vista. Que tus padres y tú se hayan dado besos en la boca y te sientas bien no es motivo para replicar la práctica. ¿Cómo comprobaríamos que tu niño reaccionaría del mismo modo?Besos 2
  • Estar atentos a la reacción del niño. Para la psicóloga Mariella Vega, directora ejecutiva del centro “Crianza Positiva” «el beso en general es una manera de mostrar afecto y en algunas familias el besar en la boca a los hijos puede ser un acto habitual y naturalizados» Sin embargo, los padres siempre deberán estar muy pendientes de la reacción del niño antes de intentar cualquier acto.

También puedes consultar: 8 medidas para resguardar a los niños en Internet

Fuente: Viú 

Comenta y se parte de nuestra comunidad