Las pastillas anticonceptivas son utilizadas por muchas como método anticonceptivo para prevenir embarazos. Sin embargo lo cierto es que no es el único uso que posee, pues igualmente está muy extendido y es muy recomendado para regular y estabilizar los ciclos menstruales de las mujeres que sufren de ciclos menstruales irregulares o inclusive dolorosos, llegando a enfermar cada mes cuando les baja la regla al pasar un par de meses sin menstruación por culpa de los ciclos menstruales irregulares que mencionábamos.

Debemos tener presente que, una de las cosas más importantes antes de tomar pastillas anticonceptivas, es asistir a un especialista médico, normalmente el ginecólogo, para que mediante pruebas y exámenes médicos puedan establecer las pastillas que mejor se adaptan a nuestras necesidades. Más que nada para prevenir que tomemos una dosis mayor de lo que verdaderamente nuestro cuerpo pueda soportar y podamos sufrir una serie de efectos secundarios que pueden ir desde cefaleas, cambios de humor o estados depresivos hasta hemorragias internas en los casos más extremos.

pastillas-anticonceptivas1-720x320

No obstante, uno de los efectos secundarios más frecuentes cuando ingerimos este tipo de medicamentos es el aumento de volumen de nuestro cuerpo en general, si bien suele notarse sobre todo en las extremidades inferiores y en el pecho. Esto puede deberse, según los expertos, a la retención de líquidos que se experimenta al poco tiempo de empezar a tomar la píldora. Por ello podemos ver que en ocasiones nuestro pecho se puede ver aumentado de volumen como efecto secundario de este anticonceptivo. Si sentimos alguna molestia anormal como dolor en el pecho deberemos visitar a nuestro médico lo antes posible.

Finalmente, cabe destacar que las pastillas anticonceptivas  no nos protegen de las enfermedades de transmisión sexual o ETS, por tanto es el método más recomendado para parejas con una relación sólida basada en la confianza y el respeto.

También puedes consultar: Los trastornos de salud que afectan la sexualidad

Fuente: nosotras

Comenta y se parte de nuestra comunidad